En caso Robles, no doy consigna ni soy tapadera, afirma AMLO

El Presidente de México se refirió a las declaraciones del abogado de Rosario Robles; aseguró que no se busca fabricar delitos

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo este miércoles que no da consigna para perjudicar a nadie, además de que no es tapadera, esto en relación a las declaraciones del Julio Hernández Barros, abogado de Rosario Robles, quien declaró que el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padilla “actuó bajo consigna”.

“Yo no voy a dar consigna para perjudicar a nadie, y también, no soy tapadera, es el justo medio. Así como no voy a pedir que fabriquen delitos y persigan a nadie, tampoco voy a intervenir para que prevalezca la impunidad, voy a actuar con rectitud”.

Andrés Manuel López Obrador
Presidente de México

En la víspera, Hernández Barros calificó al juicio de Robles como un “tribunal de Estado”, y acusó que “algún funcionario de su gabinete (de López Obrador), tiene está consigna de actuar en contra de Rosario Robles”, extitular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Desde el Palacio Nacional, el Titular del Ejecutivo aseguró:

“No soy tapadera, así como no quiero que fabriquen delitos y persigan a nadie. Pero no voy a intervenir que prevalezca la impunidad. No voy a permitir que se actúe de manera faccioso”.

Garantizó que si se llegara a descubrir consigna por parte de alguno de sus funcionarios, “se actúa inmediatamente”.

Rosario Robles Berlanga pasó su primera noche en el penal femenil de Santa Martha Acatitla, luego de que un juez federal le impusiera la prisión preventiva al vincularla a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público, por lo que se convirtió en la primera exsecretaria de Estado en ser recluida en el actual gobierno por presuntos delitos durante su gestión.

La decisión del juzgador de mandar a la cárcel a la exfuncionaria federal se basó en que para los fiscales y el juez se corría el riesgo de que escapara si se le permitía llevar su proceso en libertad.

La acusación contra Robles Berlanga derivó de la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) por un daño al erario por cinco mil 73 millones 358 mil pesos al omitir denunciar o impedir el desvío de recursos de la Sedatu y la Sedesol cuando las encabezó.

En la segunda audiencia de la también exjefa de Gobierno, la cual duró 12 horas, el juez Felipe de Jesús Delgadillo resolvió vincularla a proceso y decretar la prisión preventiva a pesar de que la imputada argumentó que no cuenta con el patrimonio suficiente para salir del país, además de que su única cuenta está congelada por la Unidad de Inteligencia Financiera.

Asimismo, otorgó a la FGR dos meses para realizar la investigación complementaria, aunque su defensa indicó que recurrirá a todos los recursos legales disponibles para que su clienta enfrente el proceso en libertad, por lo que confían que no pasará tanto tiempo en prisión.

Las acusaciones del Ministerio Público de la Federación se sustentan en los testimonios de tres empleados de ambas dependencias cuando Robles estuvo al frente de las mismas, así como en diversos oficios en los que sus colaboradores le advierten de presuntas irregularidades en diversos convenios.

Se trata de 27 acuerdos en los que las secretarías solicitaron diversos servicios a universidades y sistemas de radio y televisión estatales, a pesar de que estos organismos carecían de la capacidad técnica para ello y sin que se acreditara el cumplimiento de lo contratado, lo que derivó en el desvío referido.

Según la Fiscalía, Robles no hizo uso de sus facultades legales para impedir dichas irregularidades y o denunció ante su superior jerárquico, es decir, el Presidente Enrique Peña, las conductas ilícitas llevadas a cabo por funcionarios que estaban bajo su mando en Sedesol y Sedatu.

 

FUENTE: LA RAZÓN