Los tentáculos de Carlos Lomelí, el Zar de las medicinas

Cuatro de las farmacéuticas ligadas con Carlos Lomelí, exsuperdelegado federal en Jalisco, generaron ingresos por más de 8 mil 800 millones de pesos entre el 2007 y 2019 solo con contratos gubernamentales; pero ahora él asegura que retornará a su cargo.

La red de compañías farmacéuticas que ha sido vinculada con Carlos Lomelí Bolaños, quien se separó de su cargo como superdelegado federal en Jalisco en julio pasado, generó ingresos económicos por más de 8 mil 800 millones de pesos exclusivamente con contratos gubernamentales en el lapso 2007-2019.

En dicha bolsa de recursos se consideran los ingresos obtenidos a nivel federal, estatal y municipal por cuatro de las empresas que han sido relacionadas con  Carlos Lomelí Bolaños: Lomedic, Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), Laboratorios Solfran y Grupo Quiropráctico del Bajío. El monto exacto por 8 mil 840 millones 267 mil 897 pesos se desglosa en tres grandes rubros.

Primero, el que corresponde a las instancias de gobierno locales en el estado de Jalisco, las cuales pagaron 3 mil 207 millones 109 mil 548 pesos a las empresas Lomedic, Abisalud y Grupo Quiropráctico del Bajío, entre 2007 y 2017, considerando las siguientes dependencias públicas.

La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), el Instituto de Pensiones de Jalisco (Ipejal), el Hospital Civil de Guadalajara, el Instituto Jalisciense de Cancerología y los ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco, según fue documentado por Reporte Indigo en la entrega “El zar de las medicinas” (4 de octubre de 2017).

Carlos Lomelí anunció el 12 de julio que se retiraría de su cargo como superdelegado federal en Jalisco, sin embargo, él mismo ha aclarado que su pretensión es regresar

El segundo rubro lo conforman las contrataciones con recursos federales que han obtenido estas compañías. De acuerdo con la información disponible en el portal Compranet de la Federación, las empresas Lomedic, Abisalud y Laboratorios Solfran, han recibido contratos con dinero federal por mil 187 millones 386 mil 393 pesos en el periodo 2013-2019.

Entre las dependencias federales que asignaron contratos a estas empresas en el periodo citado, están el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Petróleos Mexicanos, la Secretaría de Salud y distintos Institutos Nacionales.

El tercer y último ámbito es el de los contratos que fueron asignados a esa red empresarial por la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México, durante los dos pasados sexenios. La dependencia capitalina dirigió pagos a las firmas Lomedic, Laboratorios Solfran, Abisalud y Grupo Quiropráctico del Bajío por 4 mil 445 millones 771 mil 956.32 pesos, en el periodo de 2009 a 2018.

Lo anterior de acuerdo con el informe remitido por la Dirección de Finanzas de la Secretaria de Salud de la Ciudad de México en cumplimiento al Recurso de Revisión RR.SIP. 0536/2018, donde se da cuenta de al menos 147 contratos adjudicados a dichas empresas en el periodo referido.

Brazos financieros

La empresa que es propiedad de Lomelí Bolaños y que se presenta como su principal brazo financiero es Lomedic, que generó ingresos económicos por sí sola por 6 mil 192 millones 759 mil 566 pesos al considerar sus contrataciones en los tres rubros referidos: el estado de Jalisco, las asignaciones con dinero federal y sus servicios al gobierno capitalino.

En segundo lugar está Abisalud que ha generado recursos por 2 mil 251 millones 607 mil 810 pesos también en los tres rubros, aunque Lomelí Bolaños ha insistido en que esta empresa no le pertenece.

Pese a ello, la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad ha difundido múltiples nexos entre la firma y el funcionario.

En tercer sitio está Laboratorios Solfran que ha obtenido ingresos con estos contratos públicos por 392 millones 683 mil 498.5 pesos y finalmente Grupo Quiropráctico del Bajío, con otros 3 millones 217 mil 024.3 pesos.

De estas cuatro firmas, Lomelí Bolaños solo reconoce la propiedad de Lomedic y Laboratorios Solfran, pero no así de Abisalud y Grupo Quiropráctico, no obstante que en estas se han identificado personajes que le son muy cercanos, como operadores políticos e incluso familiares.

El 15 de julio de 2019, la titular de la Secretaria de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, confirmó que había emprendido siete investigaciones en contra del funcionario y la red de compañías farmacéuticas que se le atribuye. De estos casos “cuatro de ellos se centran en empresas relacionadas con Carlos Lomelí Bolaños y tres indagan presuntas conductas contrarias a la legalidad”.

El regreso de Carlos Lomelí

Cuando Lomelí Bolaños anunció el 12 de julio que se retiraría de su cargo como superdelegado federal en Jalisco, la interpretación generalizada fue que había renunciado de forma definitiva, sin embargo, él mismo ha aclarado que su pretensión es volver en poco tiempo a su puesto.

“El día de hoy tomé la decisión de separarme del cargo de Delegado de Bienestar en Jalisco, lo hago con un profundo sentido de responsabilidad y con claridad de miras y prioridades (…) Hoy tomo distancia para que el ruido de la politiquería no afecte el trabajo que debe hacerse en Jalisco, reitero mi compromiso de trabajar por México, mi agradecimiento y lealtad al Presidente”, dijo el 12 de julio cuando se despidió.

Inclusive, la propia SFP dio por sentado que Lomelí Bolaños había renunciado, pues su comunicado del 15 de julio se refirió a él como “quien fuera delegado Estatal de Programas para el Desarrollo en el Estado de Jalisco hasta el 12 de julio”.

Por eso han sorprendido las declaraciones que vertió Lomelí Bolaños a Radio Metrópoli este 6 de agosto, en las que aseguró que está próximo a retomar su cargo.

“Tenemos la tranquilidad y esperamos que el dictamen venga de manera favorable (de la SFP) o que tengan que decir lo que se tenga que decir, cualquiera que sea la situación esto se tendrá que dar en un corto plazo, máximo de 20 días, o 30 días, no lo sé.

“Por supuesto que sí me separé del cargo y no es una renuncia. Y conociendo a nuestro presidente, que es un hombre justo, estoy seguro que no tendrá problema en que una vez que se aclare ese rumor que, además, nace aquí en Jalisco -lo impulsan a nivel nacional a través de Mexicanos contra la Corrupción- bueno, pues si se aclara yo creo que no tengo por qué estar fuera”, añadió.

Investigación: Reporte Índigo