Dolores Padierna busca que Morena retenga la Mesa Directiva y Delgado prefiere entregarla al PAN

Romero Hicks ya se acerca a Delgado. Morena decidirá con voto interno en la Cámara de Diputados. Adame declinó como muestra de estabilidad.

Este miércoles, Dolores Padierna golpeó el avispero y entregó su propuesta a la Comisión Permanente para que Morena presida la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados durante los tres años de la LXIV Legislatura, garantizando así que Porfirio Muñoz Ledo sea el presidente de San Lázaro por un año más.

Ambos diputados, operadores de la campaña Bertha Elena Luján a la presidencia de Morena, desconfían de un liderazgo nacional de Mario Delgado. No obstante, la molestia de la oposición parlamentaria a la 4T se manifestó de inmediato.

La bancada de Acción Nacional, la primera interesada en que se cumpla el acuerdo de la Jucopo que respetaría el artículo 17 de la Ley Orgánica del Congreso General, insistió en que la Mesa Directiva debe rotarse entre los grupos parlamentarios de acuerdo a su representación popular.

Según explican panistas a LPO, Padierna buscaría aprovechar la inestabilidad del PAN al seleccionar a aquel o aquella que cumpliría esta responsabilidad, en medio de tantos aspirantes. Anticipando esta situación, Juan Carlos Romero Hicks pidió a Marco Antonio Adame declinar su postulación y mandar así una señal de diálogo y consenso al interior.

Incluso, tras conocerse el desistimiento de Adame, el grupo parlamentario panista emitió la convocatoria para la elección de los miembros de la Mesa Directiva con la jiribilla de una dirección de seis meses para una mujer y el resto del semestre para un hombre. Dos panistas al frente de Diputados en un año. A Laura Rojas, Jorge Luis Preciado, Adriana Dávila y José Elías Lixa les brillaron los ojos.

“La guerra intestina que no fue”, manifestó veladamente el panismo a Padierna, quien no quita el dedo del renglón y promete evitar que ninguno de los 78 diputados federales del PAN asuma el cargo en disputa. De acuerdo con la misma fuente, el líder de los legisladores albiazules busca una reunión con Mario Delgado, pues de nuevo mantiene una posición cercana a la oposición.

La morenista Dolores Padierna.

Lo anterior tras conocerse que el futuro de la Mesa Directiva se votaría en la bancada de Morena. “Mi postura es respetar la ley, yo creo que tenemos que respetar la ley, tenemos que demostrar que somos diferentes, que no actuamos como las otras mayorías actuaron, que siempre se agandallaban, que siempre modificaban la ley en su favor, nosotros somos demócratas convencidos y tenemos que demostrar que somos diferentes”, declaró Delgado Carrillo.

Inclusive, el presidente de la Jucopo garantizó que entregarán la Presidencia a Acción Nacional. “A mí no me preocupa que la presidencia de la Mesa Directiva la tenga otro partido, porque eso no va a influir en el equilibrio que tenemos en la Cámara que es una clara mayoría de Morena y una clara mayoría calificada con Morena y sus aliados”, dijo.

Padierna, por su parte, dice a los simpatizantes de Bertha en San Lázaro que Delgado ya cuenta con el visto bueno del panismo para dirigir Morena. Su oposición al Nuevo Aeropuerto Internacional y el no a ampliar el mandato a Jaime Bonilla en Baja California de 2 a 5 años, lo acercan a los panistas más moderados, añade Padierna.

El PAN ganó “cinco ridículos” distritos y quiere todo el poder en la Cámara de Diputados, “debería darles vergüenza”, reprochó este viernes Padierna. “Aquí en política se decide todo en las urnas. Entonces si querían el poder de la Cámara debieron aplicarse más con la gente para que votaran por ellos, ganaron cinco ridículos distritos, bueno, de ese tamaño es el PAN”.

 

Fuente: La Política OnLine