Rosario Robles envió carta a Zaldívar en la que acusó ser “víctima de linchamiento y difamación”

En la misiva a la Suprema Corte leída por Adela Micha, la funcionaria peñista señaló a Animal Político y al reportaje de la Estafa Maestra.

En medio de las investigaciones contra Rosario Robles por un presunto desvío de recursos cuando fue titular de la Sedesol y de la Sedatu durante la pasada administración que podrían representar un quebranto por 7 mil 670 millones de pesos, y luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda congeló sus cuentas bancarias, la funcionaria peñista respondió.

A través de sus redes sociales, Robles reveló la carta que envió al ministro Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia, en la que se defendió de los señalamientos sobre el caso que fue bautizado como “La Estafa Maestra”. En la misiva, acusó ser “víctima de una campaña sistemática de linchamiento y difamación por algunos medios”.

“Desde el momento en que se decidió poner mi rostro a esta información periodística la única que tuvo que dar la cara ante los medios de comunicación, ante el Poder Legislativo y ante cualquier instancia fui yo, a pesar de que la investigación era más amplia”, escribió en la carta leída esta mañana por Adela Micha y dividida en nueve puntos.

Aseguró que entregó a los autores de la investigación del portal Animal Político “documentos oficiales del Órgano Interno de Control donde se acreditaba que no había irregularidad alguna en el proceder de los funcionarios mencionados por la Auditoría Superior de la Federación”.

“Lo que sí puedo acreditar y nadie ha podido demostrar lo contrario es que tengo la misma casa en propiedad desde 1995 -completó-, una cuenta personal que acredita cómo he obtenido mis ingresos y que no poseo propiedades o activos que haya adquirido durante estos últimos seis años”.

De acuerdo con Robles Berlanga, en 2018 también fue “objeto de calumnias por el periódico Reforma“, a quien acusó de usar su nombre en los titulares, “aun cuando se refería a auditorías practicadas a dependencias que yo no dirigía, o a empresas que jamás se contrataron por Sedesol o Sedatu”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Vale la pena destacar que en todos los casos solicité mi derecho de réplica como lo marca la ley y nunca me fue concedido”, señaló la exsecretaria. “Soy mujer de instituciones y tengo plena confianza en las autoridades judiciales de mi país. Sólo pido justicia”.

“Durante todo este tiempo acudí por voluntad propia a la PGR y le pedí públicamente así como a la Secretaría de la Función Pública y de Hacienda que proporcionaran información de mi persona -insistió-. De hecho solicité se omitiera el secreto bancario porque no tengo nada que ocultar”.

Fuente: LPO