Fuerte operativo de la Guardia Nacional en el Tianguis de Texmelucan informó Segob

Refuerzan seguridad ante ola de robos y levantones contra comerciantes.

Al filo de la medianoche, la Guardia Nacional ingresó al Tianguis de Texmelucan como parte de un operativo conjunto entre el gobierno del estado, la Policía Federal y la Fiscalía General del Estado.

Locatarios solicitaron la presencia de la Guardia nacional ante el incremento de robos, levantones y otros ilícitos contra los comerciantes.

De acuerdo con un comunicado de prensa del gobierno del estado, se instalaron puestos de vigilancia al tiempo que se desplegaron patrullajes en los accesos al tianguis.

Por cierto que el operativo se realizó con presencia de visitadores de la Comisión de Derechos Humanos del estado “para dar certeza a los ciudadanos de la legalidad y respeto a la garantías individuales de nuestras acciones”, señaló la Secretaría de Seguridad Pública del estado a través de su cuenta de Twitter.

Justo ayer lunes se informó que cada ocho días se sabe que hay de 3 a 4 robos de camionetas cargadas con mercancía, señaló la organización de comerciantes José Ángel Conchello Dávila misma que se pronunció por el ingreso de la Guardia Nacional al tianguis de Texmelucan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Arturo Ramírez Escobar, presidente de dicha agrupación, señaló que la delincuencia sigue pegándoles fuerte a los tianguistas a pesar de que hay presencia policía estatal y municipal, principalmente cuando ingresan al centro de abasto y cuando se retiran. En el caso específico de la Organización José Ángel Conchello Dávila, en lo que va del año, han sido 20 de sus compañeros a quienes les han quitado camionetas y mercancía.

El representante alertó, además, de que ahora los robos y asaltos son más agresivos o violentos contra los tianguistas, porque los delincuentes con armas de fuego amagan, golpean y despojan de sus camionetas y mercancía a los comerciantes. En otros casos, se llevan a los propietarios con sus trabajadores para pasar a ventarlos en terrenos de cultivo durante la huida de los maleantes.