Nuevo régimen, mismos retos; Miguel Barbosa asume la gubernatura de Puebla

Llega con el apoyo de la federación y un Congreso local que tiene mayoría de Morena

Miguel Barbosa (Cuartoscuro)

Este 1 de agosto inicia el mandato de Miguel Barbosa Huerta, quien planteó desde campaña un cambio de régimen para llevar a la práctica un gobierno progresista, donde el desarrollo sea equitativo y se combata la corrupción; implica también suprimir al morenovallismo, que por casi una década centralizó sus acciones en la zona metropolitana y aparentó el crecimiento económico con obras frívolas, marcadas por el exceso del gasto público.

Barbosa llega al Ejecutivo del estado como el primer gobernador de izquierda en los últimos 90 años, que la entidad estuvo en manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de la corriente que encabezó Rafael Moreno Valle desde 2010 bajo las siglas del Partido Acción Nacional (PAN).

Como candidato de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dentro de la coalición registrada con el Partido del Trabajo y el Verde Ecologista, el ahora gobernador obtuvo una votación de 687 mil 341 sufragios, esta es la más baja desde Melquiades Morales Flores, ya que los mandatarios ganadores superaron los 750 mil apoyos ciudadanos.

Después de participar por segunda vez como candidato al gobierno del estado, en un proceso electoral extraordinario por la muerte de Martha Erika Alonso el 24 de diciembre del año pasado, Miguel Barbosa cuenta con el respaldo de un Congreso local con mayoría de Morena, así como los alcaldes de la zona metropolitana.

El inicio de su administración, también empata con cambios en algunos organismos autónomos, como la Auditoría Superior del Estado, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en unos meses más la presidencia del Tribunal Superior de Justicia y la eventual renuncia del titular de la Fiscalía General del Estado.

INSEGURIDAD Y DESARROLLO SOCIAL, LOS PRINCIPALES RETOS

Combatir la inseguridad y generar desarrollo en todas las regiones del estado, son los principales retos del gobernador Miguel Barbosa, en estos rubros deberá realizar cambios estructurales para ofrecer resultados a los ciudadanos, consideró el politólogo y coordinador nacional del colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA), Jorge Ojeda Bustamante.

Para el especialista, las primeras acciones que deben emprenderse son las orientadas a recuperar la seguridad en Puebla, ya que por sobre todas las situaciones, esta es la que más preocupa a la ciudadanía y en la que se exigen resultados a corto plazo.

El desarrollo social, expuso, no sólo pasa por la entrega de programas asistencialistas, sino por generar más y mejores empleos, también por fortalecer al campo poblano y generar infraestructura al interior del estado para abatir carencias y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

“Desde mi punto de vista el reto de Miguel Barbosa es la seguridad pública, sus primeras acciones deben estar encaminadas a mejorar la seguridad, siguiente tema, que vuelva a reactivar el campo poblano, los elementos fundamentales para entrar al tema de desarrollo social y al desarrollo regional. La pobreza no solamente puede ser vista desde el asistencialismo”, indicó.

CONDICIONES ESTÁN DADAS PARA HACER UN GOBIERNO EXITOSO

José Ojeda consideró que Miguel Barbosa tendrá el apoyo de la federación y sumará a los alcaldes para sus proyectos, Morena tiene mayoría en el Congreso local, y ha generado expectativas positivas en la población, con ello, las condiciones están dadas para hacer un gobierno exitoso.

“Lo que le queda hacer es un gobierno que genere empleo, que sostenga los servicios de salud, que atienda la educación, la seguridad y la justicia (…) con todo lo que tiene alrededor ahorita, con la coyuntura, el Congreso y los ayuntamientos liderados por Morena, las condiciones están dadas para que pueda hacer un gobierno exitoso”, resaltó.

A comparación de otras administraciones, opinó el especialista, el virtual gabinete de Miguel Barbosa cuenta con expertos en la materia, que tienen enfoques progresistas como el que ha planteado el gobernador, ejemplo de ello es Abelardo Cuéllar en la Secretaría del Trabajo, Melitón Lozano en la Secretaría de Educación Pública, Mónica Díaz de Rivera en la de Igualdad Sustantiva y Julio Glockner en Cultura, nombramientos que son incuestionables.

Fuente: El Sol de Puebla