Se incrementan delitos en municipios con Arcos de Seguridad

Pese a que estaban diseñados para blindar a la regiones, las cifras de los ilícitos se duplican, triplican y hasta quintuplican en algunos de los casos

En tres de los seis municipios que cuentan con Arcos de Seguridad se incrementó la incidencia delictiva de 2016 a 2018, se trata de Palmar de Bravo, que tuvo un aumento de 50 por ciento, Cuapiaxtla de Madero donde la ampliación fue de 34 por ciento e Izúcar de Matamoros con casi 9 por ciento.

Los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), reflejan que la incidencia delictiva en estos municipios va en aumento, ya que durante el primer semestre del 2019 en municipios como Altepexi y Cuapiaxtla de Madero ya se superaron los ilícitos presentados durante todo el 2016, fecha en que comenzaron a operar los Arcos de Seguridad.

En 2016 Puebla ya contaba con seis Arcos de Seguridad, ubicados en los municipios de Altepexi, Atlixco, Cuapiaxtla de Madero, Izúcar de Matamoros, Huejotzingo y Palmar de Bravo, el objetivo era que blindaran las carreteras del estado y previnieran delitos como secuestro y robo de vehículo.

De acuerdo con datos del SESNSP, la incidencia delictiva en general tuvo un repunte en algunos municipios, es el caso de Palmar de Bravo, donde en 2016 se denunciaron 306 ilícitos y para el 2018 un total de 621; en Cuapiaxtla de Madero, en el mismo periodo, los delitos reportados pasaron de 65 a 99; y en Izúcar de Matamoros de 892 a 980.

En los otros tres municipios, las cifras se mantuvieron o presentaron una baja que no fue considerable, como el caso de Huejotzingo, que registró 798 denuncias en 2016 y 802 en el 2018; Altepexi que pasó de 56 a 55; así como Atlixco que transitó de mil 483 a mil 33.

Al revisar la incidencia delictiva en cada uno de los municipios, se desprende que el robo de vehículo es el que ha tenido mayor crecimiento pese a que los Arcos de Seguridad estaban diseñados para prevenirlo y detectarlo, las cifras duplican, triplican y hasta quintuplican este delito.

De 2016 a 2018 el mayor crecimiento se dio en el municipio de Palmar de Bravo, donde pasó de 57 a 303 robos; Huejotzingo que fue de 69 a 232; Atlixco de 68 a 244; y Cuapiaxtla de Madero de 13 a 32. Los municipios que registraron una baja sensible fueron, Altepexi al pasar de 13 a cinco robos, así como Izúcar de Matamoros de 124 a 110 hurtos.
Fuente: El Sol de Puebla