Rumbo al 2024, volveremos combativo a este PRI mudo y sin ánimo: Moreno

El candidato a dirigir a los priistas, afirma que el reto de quien gane la dirigencia es evitar que el partido se derrumbe y asegura que no habrá pactos de impunidad con grupo de poder o gobierno alguno.

Autodefinido como transparente y “echado pa delante”, Alejandro Moreno Cárdenas advierte que el reto principal que enfrentará en caso de que gane la dirigencia nacional del PRI, es que ese partido “no se derrumbe” con miras al 2024 y advirtió que no habrá pactos de impunidad con ningún grupo de poder ni gobierno.

“Jamás haremos pactos de impunidad, nuestro acuerdo es con la sociedad, es con la militancia; con las y los priistas de todo México vamos a recuperar la confianza de los ciudadanos”, recalca.

Moreno rechazó que sea candidato del presidente Andrés Manuel López Obrador y aseguró que si bien tendrá una relación respetuosa con el tabasqueño sabrá decirle que no cuando se requiera y se convertirá uno de sus más combativos opositores pues lo que le sobra —sostiene— “es carácter”.

—Te molesta que te digan Amlito?

—No, eso lo hacen mis detractores, me gusta cuando me dicen Alito y cuando señalan de manera peyorativa lo que dicen, lo respeto, cada quien es libre, pero lo que sí te puedo decir es que hay una gran reflexión: “Los perros ladran, Sancho, señal de que cabalgamos con firmeza”.

El campechano también anunció cambios en el PRI para lo cual se realizará una Asamblea Nacional el próximo año,  donde se pondrá sobre la mesa la factibilidad de que se mantengan o no las candidaturas externas a todos los cargos de elección popular incluida a la presidencia de la República, pues consideró que “los priistas quieren a un priista de cepa” en ese cargo.

“Lo que vamos a hacer es que las candidaturas sean para los priistas y se pondrá todo sobre la mesa y van a decidir los priistas”, asevera.

En entrevista con Crónica, Moreno recalca que aún falta mucho para decidir si buscará o no la candidatura presidencial del PRI en el 2024 pero acepta que ese cargo le interesa a cualquier político. “Quiero ser un gran presidente del PRI con la fuerza de la militancia y ganarnos la confianza de los ciudadanos y será la militancia del PRI quien decida esa candidatura.

¿Entonces no cierras la puerta a esa posibilidad?

— Bueno, al final del día es como si le preguntaran a un político y te dijera que no. Sería una incongruencia, estaría insultando tu inteligencia.

UN PRI MUDO Y SIN ÁNIMO. Ataviado con su inseparable chaleco rojo, símbolo de la célebre “marea roja priista”, Moreno reconoce que el PRI está extraviado y desdibujado desde la debacle electoral del 2018.

“Lo veo mudo y callado, poco participativo, sin ánimo, sin ganas; nosotros vamos a regresarle esa actitud, ese ánimo, ese carácter que necesita el PRI para ser una oposición valiente, combativa, pero sobre todo muy competitiva”, establece.

Una y otra vez rechaza los señalamientos de “candidato cupular”, y menos que el grupo o el mismo expresidente Enrique Peña Nieto muevan su candidatura en un intento de mantener el control del PRI e incluso revira que esas acusaciones “son los últimos estertores de reptiles agonizantes que no entienden que el PRI y México ya cambiaron”.

“La diferencia entre un hombre libre y un lacayo, es que un hombre libre como un servidor, dice y hace lo que piensa y los lacayos hacen lo que les dicen, entonces todos esos que entran a descalificar son eso: Lacayos de la nomenclatura del PRI que no entienden que los tiempos ya cambiaron”, fustiga.

Dice que el PRI estará listo para competir solo en elecciones pero no descartó la posibilidad de hacer alianzas con otros partidos en comicios sin cerrar la puerta a ninguno, incluso Morena.

¿Existe el PRI-Mor?

— Antes era el PRIAN, entonces las alianzas y los acuerdos se dan, nosotros estamos en la firme convicción política priista, somos priistas construiremos alianzas con los partidos políticos que tengan la misma convicción de impulsar la construcción de este país. Los priistas estamos listos y puestos, sabemos ganar elecciones solos, ¡¿eh?!

¿Veremos alianza con Morena?

— Falta mucho tiempo para ello, las alianzas son primero al interior del PRI con los priistas.

¿Alianzas con otros partidos?

— Siempre está latente la posibilidad de una acuerdo político para ir a la competencia electoral pero basada en principios y valores del pensamiento ideológicos con nosotros.

En ese contexto, rechaza que el PRI se vaya a convertir en un partido satélite del gobierno de López Obrador. “¡Por supuesto que no, cómo crees, es lo más alejado de la realidad; eso lo dicen mis detractores porque no tienen otra cosa que decir,  el priista que más criticó a López Obrador como candidato fui yo y lo hice con mucho carácter!”

Dice que el reto principal del PRI es que no se derrumbe como partido, por lo cual la intención es reagruparse, unirse y redefinir un plan de acción porque su programa se construyó como un partido en el gobierno, pero hoy es oposición.

“Debemos cuidar que el PRI no se derrumbe ni se desfonde, construir un partido horizontal, una oposición combativa, competitiva, responsable, firme y que sea una opción para la sociedad”, asegura.

¿Qué implica ser una oposición combativa?

— Tienes razón, hoy tenemos un partido mudo, que no habla, que no señala, que no dice nada. Eso vamos a hacer, señalar errores pero acompañados de una propuesta, con firmeza, convicción, este gobierno no ha dado resultados y ha dejado mucho que desear para el pueblo de México.

¿Ves un PRI desdibujado, extraviado ideológicamente?

— Sí, ideológicamente tenemos que replantear nuestra visión del siglo XXI, construir un pensamiento claro, debemos trabajar y tener claros nuestros proyectos: combate a la pobreza e inseguridad, eso nos va a acercar con los mexicanos.

¿Hay riesgo de que arrasen al PRI en las elecciones del 2021?

— No, los últimos malos resultados fueron ahora. Hoy vamos a avanzar en este proyecto de país y en el 2020 nos va a ir muy bien y en el 2021 también.

¿Cómo relanzar a un partido que está desfondado?

— Dejando claro que hay proyecto, partido, carácter, actitud, orgullo y no por el actuar de algunos cuantos es que todos somos iguales. El PRI es más que cualquier persona y cuando se cometan actos de corrupción hay que señalarlos y sancionarlos.

¿A lavar ese rostro de corrupción que acompaña al PRI?

— Sin duda, pero luego quieren hacer ver la corrupción como exclusiva del PRI y no. En todos los partidos está, lo vemos en Morena, PAN, PRD, pero no por unos cuantos vamos a pagar todos, a los que violan la ley hay que meterlos a la cárcel.

Entrevista La Crónica de Hoy/APM