De la continuidad supervisada, al desatino improvisado y la invención equivocada

Obscuro es el horizonte de la seguridad en nuestra querida Puebla y desastroso en el municipio del mismo Nombre y que tanto queremos particularmente, por el que hemos trabajado a lo largo de más de 36 años, para que una ignorante como la pequeña Lulú, deshaga lo que los policías Poblanos hemos trabajado, las acciones de ésta ignorante han tan sido desastrosas por sus pataletas infantiles , que ya no es seguro a salir solamente a pasear a las calles del centro y ella no hace nada sabedora de que cuenta con la protección por supuesto de Claudia, una presidenta municipal que no ganó, más bien le toco la presidencia municipal pero no se quiere dar cuenta.

En fin, el asunto, es que, por una parte, la inseguridad real y de percepción que vivimos en esta entidad estatal y municipal, y por otro lado están las expectativas y los grandes rumores que se acostumbran cuando hay cambios de administración, como en el caso de nuestra gubernatura.

La cosa, es que por un lado nuestro nuevo Gobernador electo, Luis Miguel Barbosa no la tiene fácil, al tratar de conformar un gabinete que cumpla con las expectativas que el mismo se impuso y las promesas que a los poblanos hizo.

No se trata de cambiar por sus pistolas, que eso ya hemos visto que no funciona, sino de elegir a las personas idóneas para colaborar en su administración de gobierno, aunque, ya por un lado, da muestras de su confianza a los que de alguna manera tienen experiencia y conocimiento en el trato a todos los poblanos y el decir que no moverá al secretario de Gobierno Fernando Manzanilla Prieto ya es un buen inicio, pues quiérase o no, está demostrando capacidad para dialogar con las fuerzas políticas, económicas y ciudadanas de nuestra entidad.

La pregunta sería, ¿se hará lo mismo en las demás áreas?, en la Seguridad, buscará verdaderamente poblanos con probado trabajo, operatividad y efectividad en el desarrollo policial en nuestra entidad, o de verdad y de nueva cuenta, se está tratando de importar de nuevo a otro policía de membrete como lo es Manelich, quien sus mejores cartas son desatinos y fracaso con la Gendarmería, su nepotismo en la contratación de personal en la Policía Federal y sus pocos resultados verdaderamente probados en la misma corporación que tanto a dado a México y sus ciudadanos.

En fin, demostrado esta, que los que han volteado a ver fuera de nuestra entidad, empezando por el mexiquense Eduardo Rivera, sólo han logrado desmembrar nuestros cuerpos policiales, importando obscuros personajes como Lara Terrón, Santizo y la tal Rosales entre ellos, gente de poco o nulo conocimiento policial, pero de grandes fracasos en sus anteriores empleos.

Estos personajes llegan, pegan y se van, llenando sus bolsillos de manera extravagante, chequen sus vidas de antes y ahora.

En Puebla, tenemos buenos policías que aquí han servido, nacido y desarrollado y no se van, son criticados, señalados denostados, pero ahí están, el que les sepa lo que sea que actúe legalmente, andan en la calle como usted y como yo ¿qué no?, Jesús Morales Rodríguez, Manuel Alonso García el excelente y experimentado Daniel Vázquez Sentíes, otros que ya se nos adelantaron, como el Cap. Felipe Flores Narro, el Mttro. Manuel Méndez Marín, el Tte. Corl. Luis Álvarez Moguel, Marcos Moreno Juárez, el Tte. Coronel Priedich quien perdiera la vida en actos del servicio allá por el penal de San Miguel, todos ellos ya difuntos y muchos que puedo comentar que han demostrado conocimiento y pertenencia a nuestra Puebla, pero no… seguimos volteando hacia afuera, trayendo a quien no conoce a Puebla, como si nos siguieran impresionando los espejitos…

¿O no?
Juzgue Usted
albertohidalgo@hotmail.com