Al grito de “Fuera de Puebla Concesiones Integrales”, clausuran ciudadanos oficinas de la empresa en Plaza del Sol

Al grito de “El agua es un tesoro que vale más que el oro” y “Fuera de Puebla Concesiones Integrales”, ciudadanos organizados en el Frente en Defensa del Derecho Humano al Agua y en contra de la Privatización clausuraron este lunes de manera simbólica las oficinas de la empresa ubicadas en Plaza del Sol.

De forma pacífica, los activistas colocaron los sellos de clausura en la entrada principal a las instalaciones de Concesiones Integrales o Agua de Puebla, donde advirtieron que regresarán de manera continua hasta lograr echar abajo la privatización del servicio del agua en la capital.

Durante la manifestación, ex trabajadores de la empresa hicieron uso de la palabra y denunciaron los tratos despóticos, el abuso de autoridad y los despidos injustificados en el que incurrió el director Héctor Durán.

“Abusaron de nuestra necesidad de trabajo, porque tenemos una familia que mantener; acababa de comprar mi casa y ahora Infonavit me la quiere quitar por la falta de pago”, denunció uno de los agraviados, quien reclamó a las autoridades que estos directivos tienen que ser juzgados por la Ley.

También exhibieron casos donde personal de la compañía intentó cortar el servicio del agua en la zona de los Fuertes, por un presunto pago pendiente de 13 mil pesos; sin embargo, el usuario y propietario de la vivienda aclaró que no se niega a pagar pero sí una cifra exorbitante que no corresponde a la realidad.

En su intervención, José Luis García Bello, de la Asamblea Social del Agua (ASA), advirtió que el Frente en Defensa del Derecho Humano al Agua está en plena ejecución de las acciones y protestas que irán subiendo de tono, mientras no haya respuesta de las autoridades.

El activista calificó de crimen la aprobación de la privatización del agua, en detrimento de la economía de los poblanos, y como responsables de este delito culpó a los diputados locales que conformaron la LVIII Legislatura del Congreso del estado y al Cabildo de Puebla, en manos de Acción Nacional (PAN).

Hizo un llamado enérgico al gobierno de Claudia Rivera Vivanco a no permitir los cortes de agua y drenaje, y frenar el daño al patrimonio que ocasiona la empresa con la apertura de zanjas en viviendas y edificios.

“Aquí estaremos exigiendo el cumplimiento de las obligaciones que tiene la autoridad; no permitan el corte de agua y drenaje, el Artículo Cuarto Constitucional, que está por encima de cualquier ley loca, prohíbe porque el acceso al agua es un derecho humano”, argumentó.

Por su parte, el abogado de la Asamblea Social del Agua y síndico suplente del ayuntamiento de Puebla, Omar Jiménez Castro, denunció que el pasado 18 de junio la empresa cortó el servicio de agua y drenaje en su domicilio particular, que es propiedad de su abuela de 98 años de edad.

A seis días de quedarse sin servicio, acusó que se trata de una represión por denunciar los actos delincuenciales del director del Soapap, Gustavo Gaytán Alcaraz; del director de Concesiones Integrales, Héctor Durán, y de Marisol Sánchez Aguilar, responsable del área comercial de la compañía.

“La Constitución determina que podemos correr fácilmente a la concesionaria, una empresa espuria que Moreno Valle le otorgó la administración del  servicio por más de 30 años”, advirtió.

Con el dedo señaló que el motivo de la clausura simbólica en estas oficinas, es porque de ahí salen las órdenes del corte del suministro del agua y drenaje a usuarios que incumplen con el pago, debido a que en algunas colonias la tarifa por consumo se incrementó hasta en un 600 por ciento.

“Marisol Aguilar está bañada en corrupción, porque su gente te pide un ‘billetito’ a cambio que no te corten el agua, y ese dinero se lo dividen”, repudió Jiménez Castro.

En algunos casos, el abogado reveló que el corte es incluso en viviendas habitadas por personas con enfermedades terminales y crónico degenerativas, violentando la Ley y poniendo en riesgo su vida.

Por esta razón reclamó “¿Quién los está cobijando?, ¿Por qué no les hacen nada?”.

Omar Jiménez también llamó a la unidad con las fuerzas progresistas y las asociaciones civiles, pues dijo que es una minoría rapaz la que busca que la concesionaria se quede en Puebla.

En su participación, el síndico suplente denunció que el diputado panista Oswaldo Jiménez, tras reconocer que le gustaría buscar la presidencia municipal de Puebla, pidió un plazo de cinco años para que la empresa continuara trabajando y después se le evalué su desempeño.

Incluso, dejó entrever un posible arreglo entre Oswaldo Jiménez y Concesiones Integrales para que, de lograr la renegociación del título de concesión, la misma empresa impulsara sus aspiraciones hasta lograr la alcaldía de la capital.

“Esto no puede ser posible, Concesiones Integrales se tiene que ir, hay que agotar los juicios de amparo y la protesta, así como iniciativas de lucha para recuperar el agua”, alentó.

Al final, los participantes anunciaron que este domingo a las 11 horas volverán a salir en el asta bandera del zócalo de la ciudad, para informar de los avances del plan de acción hasta lograr tumbar la concesión.

 

Fuente: La Jornada de Oriente