Denuncia Miguel Barbosa nómina inflada en Puebla Comunicaciones

El próximo mandatario indicó que algunos de los empleados del área encargada de difundir las acciones de la administración estatal trabajan para empresas privadas

Al asegurar que su gobierno no dejará sin castigo ningún acto de corrupción, el gobernador electo Luis Miguel Barbosa Huerta acusó que una de las anomalías detectadas de anteriores gobiernos es la nómina de 279 empleados en el organismo Puebla Comunicaciones.

El próximo mandatario indicó que algunos de los empleados del área encargada de difundir las acciones de la administración estatal, trabajan para empresas privadas pero su salario es costeado a través de la estructura de gobierno.

Durante la gira de agradecimiento que este domingo realizó por los municipios de Ciudad Serdán y Tepeaca, Barbosa fue cuestionado sobre la renta de un helicóptero que el alcalde de Tehuacán, Felipe Patjane Martínez, hizo para pedirle matrimonio a su pareja, sobre lo que señaló que ese tipo de actos deben investigarse.

“Cada acto tiene que ser investigado por la Contraloría, para que quede claro que yo no voy a dejar pasar nada que no sea determinada su legalidad o ilegalidad”, abundó ante los cuestionamientos.

En ese sentido, el también militante de Morena señaló que una de las anomalías heredadas por la gestión de los gobiernos panistas y que se investigará, es una nómina de 279 empleados en Puebla Comunicaciones.

El gobernador electo recordó sobre ese organismo que parte del terreno en el que se encuentra, en la Reserva Territorial Atlixcáyotl, fue vendido por el gobierno de Rafael Moreno Valle a un costo menor, caso que también se indagará a fondo, según aseguró.

“¿Creen ustedes que ese sea un número normal de servidores públicos en un lugar así”, acotó el próximo mandatario, al referir que se trata de un número de empleados muy elevado para las funciones que desempeña.

En ese sentido, comentó que habrá una investigación amplia sobre el número de empleados que existen en el Centro Integral de Servicios (CIS), pues dijo que existe la presunción de que hay personas que trabajan para empresas privadas pero que están adscritas como empleados de gobierno, y señaló que probablemente hacen la función de espías.

 

Fuente: econsulta