El círculo de Peña Nieto le apunta a Claudio X. González por la denuncia anónima ante las autoridades de EU

La teoría que Miranda pone sobre la mesa. El festejo de Coello. Las reuniones del magnate con AMLO. ¿De dónde vienen las balas?

En junio del 2017 la relación entre Claudio X. González y Enrique Peña Nieto arribó a un punto de no retorno. En una reunión en Los Pinos, el Presidente regañó ante todos los presentes al magnate por las investigaciones de la ONG de su hijo Claudio González Laporte. El mandatario decía que eran falsas y nocivas para el Gobierno. Fue una primicia exclusiva de LPO, que luego sería confirmada por The New York Times.

Nada pudo cerrar esa brecha. Ni siquiera un discreto intento de Carlos Salinas de Gortari, así como tampoco el irreversible ascenso al poder de Andrés Manuel López Obrador en 2018. Esa rivalidad alcanzó un nivel insoportable, a tal punto que por estas horas, cuando todas las alarmas se encienden por la investigación en EU que involucra a Peña Nieto por el caso Pemex-Fertinal, en el entorno del ex Presidente se empeñan en señalar otra vez al magnate.

Desde luego, la teoría se ve alimentada por el nerviosismo que generó la denuncia ante el regulador del mercado de Estados Unidos, que provino de un anónimo. “¿De dónde vienen estas balas?”, es la pregunta que circula en el entorno de máxima confianza de Peña Nieto. Es comprensible: se suponía que ya existía una suerte de acuerdo de no agresión con la 4T, pacto tácito que sería refrendado con la llegada de Alejandro Moreno Cárdenas a la dirigencia del PRI.

“Soy de la idea de dar un punto final, y mirar hacia adelante”, repite desde hace meses López Obrador. “No me armen pedos”, decía Peña Nieto -casi en un acto de sincericidio- en llamadas que realizaba a líderes morales del PRI que todavía creían que la candidatura de José Narro era viable.

Ahora, en mensajes cruzados y llamadas de altura circula la tesis de que la denuncia fue formulada en el mes de febrero, antes de que comenzara la persecución contra Emilio Lozoya. Tal vez el más concluyente es el diputado Enrique Miranda Nava, ex jefe de Sedesol y compadre de EPN: “La acusación en EU es lo mismo que ya denunció el hijo de Claudio X, a lo sumo tiene algún dato adicional”.

Esta tesis tiene un giro peculiar: el estiletazo contra Peña Nieto también terminará por hundir a Lozoya, postura que difiere con otros colaboradores del ex Gabinete, que piensan que esta filtración se alinea perfectamente con la estrategia de defensa del ex director de Petróleos Mexicanos.

De hecho, hoy martes el abogado Javier Coello Trejo poco más que festejó la novedad. La conclusión es inexorable: o Coello sabe demasiado o, como cree Alejandro Gertz Manero, no sabe en realidad nada y todo es sobreactuación mediática. Un enigma a develarse en un futuro inmediato. Claro, el riesgo de conocer la respuesta a esa incógnita es altísimo.

El malestar de los mexiquenses con Claudio X. va acompañado por otras cuestiones del presente. La semana pasada el empresario estuvo a solas con AMLO. Y en las últimas horas dio declaraciones de apoyo al Gobierno y dijo que era importante impulsar proyectos de gas en el sur del país, justamente donde uno de sus seis hijos tiene plantas hidroeléctricas.

 

Fuente: LPO