AMLO analiza enviar a Sánchez Cordero al G20 para reforzarla ante el gabinete

Cambiaría a Urzúa por la titular de Segob. Los empresarios le piden al presidente que reconsidere no asistir.

El pasado viernes circulaba la idea en el Palacio Nacional de subir a la jefa de Segob, Olga Sánchez Cordero, a la delegación del G20 que será a fin de mes en Osaka. De momento Andrés Manuel López Obrador decidió no asistir pero será representado por Marcelo Ebrard y Carlos Urzúa. La jugada sería reemplazar al segundo por Sánchez Cordero, en un intento por revitalizarla en un gabinete donde se asume que quedó muy golpeada por la negociación del canciller en EU.

Ebrard ha concentrado poder y con ese giro limitó mucho los alcances de la secretaria, al punto que volvieron a circular fuerte los rumores de su posible salida. Según pudo reconstruir este medio, algunos empresarios de alto nivel le recomendaron a AMLO que revea su negativa al G20, porque entienden que será un foro en el cual tendrá el apoyo de líderes mundiales ante la embestida de Donald Trump. El presidente replicó que sostiene su postura de no asistir pero que podría sumar a Sánchez Cordero.

La funcionaria viene desgastada no solo porque no se la incluyó en las negociaciones de la Casa Blanca, sino porque las mismas comenzaron bajo la premisa de que los acuerdos que ella alcanzó con Kirstjen Nielsen – y que luego AMLO reiteró ante Mike Pompeo en Yucatán -, no se cumplieron y que ese fue el verdadero motivo de la crisis arancelaria.

AMLO está convencido de que el G20 es una idea neoloiberal y en la cuál no se discuten cuestiones de fondo, sino que es algo más bien protocolar. Para la cumbre de Japón están confirmados Trump. Justin Trudeau, Vladimir Putin, Angela Merkel, Jair Bolsonaro y Xi Jinping.

En paralelo a la disputa con Ebrard, al interior de la Segob ha comenzado a moverse el subsecretario Ricardo Peralta en múltiples encuentros con gobernadores, algo que la funcionaria tampoco  ve con buenos ojos.

 

Fuente: La Política OnLine