Sociedad y Justicia Reintegran a 12 maestros cesados durante el sexenio del morenovallismo

Los doce maestros que se encontraban cesados desde el sexenio de Rafael Moreno Valle por oponerse a la reforma educativa fueron reinstalados, como parte de una negociación entre el Comité Ejecutivo Nacional Democrático del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El encuentro se efectuó este miércoles en la ciudad de México y estuvo encabezado por el titular de Administración y Finanzas, Héctor Martín Garza, quien les entregó el documento que los reubica en sus centros laborales.

Dicho acuerdo da cumplimiento al decreto constitucional y a la instrucción del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

La autoridad adelantó que la próxima semana se trabajará en el proceso final y finiquito para la reinstalación; además se notificará a las autoridades estatales los diferentes casos para proceder su reinstalación.

El mismo documento también refiere coordinar el trabajo con el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone), así como con las autoridades estatales el status de cada plaza, respetar la instancia de representación real de los cesados, y se revise cada uno de los casos y expedientes de los maestros.

Entre los maestros cesados se encuentra el vocero del Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP), Miguel Guerra Castillo, quien fue detenido durante el gobierno del panista Rafael Moreno Valle.

A pesar del cese laboral, Miguel Guerra Castillo se convirtió en un activista en la vida política y social del estado de Puebla, en defensa del derecho al trabajo, la desprivatización del agua, se opuso a los “proyectos de muerte” y formó parte del equipo de revisión para revertir la reforma educativa en México.

El pasado 10 junio, organizó la entrega del reconocimiento “Saturnia Martínez Ramírez” a destacadas personalidades del campo de la educación, la política, la cultura y la lucha popular, como Lidya Cacho, Samir Flores, Mateo de Jesús Jiménez y las organizaciones UPVA “28 de Octubre”, MIOCUP-CNPA, la Asamblea Social del Agua y el Colectivo Hermanos Serdán.

Lo anterior, en memoria a los hechos ocurridos el 10 de junio de 2009, cuando el magisterio en Puebla fue reprimido por el gobierno de Mario Marín Torres, dejando un saldo de 30 docentes lesionados por las fuerzas públicas.

 

Fuente: La Jornada de Oriente