Enrique Cárdenas y su hambre de poder en Puebla

0
Apenas se cumplirán dos semanas de las votaciones para gobernador y existen personajes que perdieron estrepitosamente, pero que ya están pensando en un nuevo cargo público para 2021.
El hambre de poder, no importa si es pequeño o grande enloquece a cualquiera y si no me cree, pregúntele a Enrique Cárdenas Sánchez, quien no descartó estar de nueva cuenta en las boletas electorales.
Su hambre de poder deriva en señalar que sino es la presidencia municipal de Puebla, será una diputación local.
En pocas palabras, sino es Chana, es Juana.
La pregunta del millón, será saber qué partidos políticos lo cobijarían para el 2021, cuando insisto, se elegirán 217 alcaldes, 26 diputados locales y 15 legisladores federales.
¿Acaso el PAN, PRD y MC volverán a cobijarlo como candidato, cuando este 2 de junio no logró llegar al gobierno del estado?
Los partidos políticos antes citados tampoco deben olvidar, que Cárdenas Sánchez les tiró lodo al argumentar que el ejercito político de los tres partidos, no estuvieron al 100 por ciento para cuidar las casillas el pasado 2 de junio, que por eso perdió.
El PAN, PRD y MC tampoco deben olvidar que Enrique Cárdenas Sánchez que en 2016, fue artífice de convocar a un boicot para castigarlos mediante su voto, tras acusarlos como los responsables de candados para que los poblanos no compitan como candidatos por la vía independiente.
Faltan menos de dos años para las elecciones de 2021 y veremos si los partidos políticos tienen memoria para negarse a postular a Enrique Cárdenas Sánchez como candidato deciden abrirle nuevamente sus puertas.
También hay que decirlo, en las filas del PAN, PRD y MC hubo personajes, principalmente los morenovallistas, que jamás estuvieron de acuerdo con la aparición de Enrique Cárdenas como candidato a gobernador del estado.
Posiblemente y si todo marcha bien para el ex candidato a gobernador, sí aparecerá en las boletas electorales, pero con otro partido político que cumpliría con los requisitos, en caso de recibir su acreditación ante el Instituto Electoral del Estado.
Por eso digo que la sed de poder es muy grande y Cárdenas Sánchez quedó con ganas de saciar la misma, tras su derrota el pasado 2 de junio.
Ojalá no olvide que si participa en otra campaña, debe atenerse a las consecuencias de lo que implica una guerra por el poder.
Hasta aquí mi reporte.
Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com