Pence dice que los aranceles a México arrancan el lunes: “Les agradecemos, pero no ofrecen lo suficiente”

Las negociaciones son vibrantes. Mientras la comitiva encabezada por Marcelo Ebrard intenta cerrar un acuerdo contrarreloj, y así evitar el impacto de un 5% de aranceles a todas los productos mexicanos, los gobiernos de AMLO y Donald Trump juegan con las amenazas veladas de iniciar una guerra comercial. 

Ebrard y López Obrador ya mostraron voluntad de dar un giro en la política migratoria de México. Pero como reveló LPO, el mandatario de México también tiene un decreto para la firma en su escritorio, que aplicaría en automático una serie de aranceles específicos. ¿El objetivo? Golpear a economías de diferentes estados en donde Trump tiene un fuerte caudal de seguidores. 

Pese a las declaraciones de los funcionarios mexicanos, la Casa Blanca sigue con su plan de presión total. Mientras crece la versión de un posible acuerdo -que implicaría, entre otras cosas, el despliegue de 6,000 soldados de la Guardia Nacional a la frontera sur de México- Donald Trump filtró su voluntad de declarar una nueva emergencia nacional para introducir los aranceles del 5% que amenazó el viernes pasado. Así lo reportó el diario capitalino The Hill, que tuvo acceso al borrador de la declaratoria.

Según el medio, el documento dice que la razón es “las fallas del Gobierno de México para tomar acción efectiva para reducir la migración masiva de forasteros que cruzan de ilegalmente a los Estados Unidos a través de México”.

A pesar de que el Washington Post adelantó el supuesto acuerdo entre los negociadores de ambos países, la secretaria de prensa Sarah Sanders respondió que la postura de la administración no ha cambiado, “en este punto seguimos adelante con los aranceles”.

Hay versiones encontradas. Medios como Politico recogieron la declaración del senador republicano John Thune, quien confío en que era posible que el incremento arancelario fuera retrasado mientras las negociaciones binacionales continuaran. “Tenemos esperanza de que las discusiones que están ocurriendo ahora con los funcionarios mexicanos lleguen a una buena conclusión”.

El vicepresidente Mike Pence, quien asistió a la sesión de ayer con Ebrard y la delegación mexicana, declaró hoy que estaba agradecido con las propuestas del equipo mexicano y que recibían bien lo que trajeron a la mesa, “pero como dijo el presidente ayer, no está cerca de ser suficiente”.

Es seguro que Trump encontrará oposición a sus aranceles en el Congreso. El presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja Richard Neal advirtió que “si el presidente declara una emergencia nacional e intenta imponer estas tarifas, voy a introducir una resolución de desaprobación para detener su abuso”.

Es seguro que la mayoría demócrata que comanda Nancy Pelosi en la Asamblea votará por detener al presidente, pero el reto estará en la Cámara Alta. A pesar de que ya son muchos los senadores republicanos que han criticado públicamente la medida, está por verse si son suficientes votos como para echar para atrás la declaratoria arancelaria de Trump. 

Fuente: La Política Online