Morena y PRI frenan intento del PAN para sacar a Claudia Rivera

Gabriel Biestro presidente del legislativo poblano sentenció que la petición “no tendrá ningún efecto”

Las bancadas de Morena y el PRI consideraron “electorera” la solicitud del PAN para revocar el mandato de la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, por lo que anunciaron que no la apoyarán.

Los coordinadores parlamentarios Gabriel Biestro Medinilla y Rocío García Olmedo coincidieron en que la petición del diputado Oswaldo Jiménez López carece de sustento legal y es una medida exagerada.

Biestro Medinilla, líder de los morenistas y presidente del Legislativo poblano, sentenció que la demanda del sobrino del exgobernador Antonio Gali Gayad “no tendrá ningún efecto”.

Calificó como “ocurrencia” el documento que se prevé sea presentado en la sesión ordinaria del pleno de este miércoles debido a que como argumentos expone el alza en la incidencia delictiva y el ambulantaje.

“Nunca lo vi solicitando lo mismo en contra de Luis Banck, o con Antonio Gali y ahora se rasga las vestiduras en épocas electorales; es desafortunado, es ocurrente y no va a tener ningún efecto”, remarcó en entrevista previo a la sesión.

Solicitud carece de sustento: PRI

La priista García Olmedo dejó en claro que “por ningún motivo” estará de acuerdo en que la edil emanada de Morena sea destituida apenas siete meses después de haber asumido el cargo.

Si bien admitió que desconoce el documento, consideró que la remoción de un alcalde es una medida radical y para concretarse es necesario acreditar por completo que incumplió en su deber.

“Por supuesto que no estoy de acuerdo; no se pueden hacer peticiones sin sustento. Para poder sustentar una revocación se requieren muchos criterios; hay que ver en qué sentido viene (la solicitud)”, apuntó en entrevista por separado.

La solicitud para remover a Rivera Vivanco será presentada en la sesión del pleno de este miércoles y está basada en diez puntos donde se enlistan las supuestas omisiones en las que ha incurrido la alcaldesa.

Votos de Morena y aliados impedirían revocación

De acuerdo con el artículo 57 de la Constitución del estado, para destituir a alguno de los miembros de un ayuntamiento se requiere mayoría calificada, que es el voto de dos terceras partes del Congreso local, o sea, 27 de los 41 diputados.

Morena, PT y PES (partidos que impulsaron a Rivera Vivanco) suman por sí solos 22 votos, mientras que el PRI y PVEM –nuevo aliado de Juntos Haremos Historia— aportan cinco votos más, así que en total se reúnen 27 votos, suficientes para impedir que pase la solicitud de revocación de mandato.

La solicitud de Jiménez López se da en medio de la campaña electoral por la gubernatura de Puebla, a dos semanas y media de la elección extraordinaria del 2 de junio, mientras el PAN y su candidato Enrique Cárdenas Sánchez se encuentran debajo del abanderado de Morena, Miguel Barbosa Huerta, en las preferencias electorales.

PAN niega que sea un asunto electoral

Jiménez López negó que su petición tuviera un trasfondo electoral y consideró que vincular el tema a eso es una “visión reducida de la realidad”.

“Ya es insostenible el mandato de la alcaldesa dada la situación que vive la ciudad; es un tema político si quieren, pero también es económico, turístico; pero ya es insostenible”, apuntó.

Rechazó que su petición sea una ocurrencia y defendió a las administraciones municipales de Gali Fayad y Banck Serrato, al afirmar que el trienio que compartieron por lo menos había estrategias para combatir la delincuencia.

“En administraciones pasadas había estrategia, se estaba haciendo algo, había un para dónde; pero echarle la culpa a los gobiernos anteriores es irresponsable”, enfatizó.

Presumió que su petición es un acto de “corresponsabilidad” debido a que los ciudadanos cuestionan a diario el gobierno capitalino y detalló que, aunque el bloque de Juntos Haremos Historia se oponga a la revocación, por ley se debe dar trámite a la solicitud.

Adelantó que luego de presentar el oficio ante la Mesa Directiva, tendrá que ratificar por escrito su solicitud, para que el Congreso llame a comparecer a Rivera Vivanco para que presente alegatos en su defensa y, posteriormente, habrá un plazo de 30 días para que se determine si se inicia o no el proceso de revocación de mandato.

Postergan entrada de solicitud

La admisión de la solicitud se postergó para la siguiente sesión ordinaria, que será el lunes 20 de mayo, ya que la sesión de este día se canceló a las 3:30 de la tarde, debido a que se alargó el debate por la creación de la Ley de Mejora Regulatoria, que fue modificada por la Comisión de Desarrollo Económico antes de la sesión y varios diputados se opusieron a votarla sin analizar a fondo las modificaciones.

Con 23 votos a favor se aprobó devolverla a comisiones para que se revise otra vez antes de aprobarse y luego de esto se decidió cancelar la sesión del pleno.

Además de postergarse la solicitud de revocación, se aplazó la presentación de varias iniciativas así como la toma de protesta de María del Rocío Evangelista Rosas al frente de Secretaría General del Congreso y Jorge Efrén Arrazola Zermeño como nuevo titular del Instituto de Investigaciones Legislativas.

Fuente: e-consulta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here