El jefe de los electricistas le avisa a AMLO que no se sumará a la central sindical de Gómez Urrutia

Esparza rechaza el liderazgo del senador. Napo impulsa la reforma laboral aliado con sindicatos de Canadá y EU.

El senador Napoleón Gómez Urrutia gana centralidad en un momento en el cual el Gobierno impulsa una reforma laboral para que el T-MEC sea revalidado por los demócratas en el Congreso de Washington.  El senador y líder minero es el gran nexo con los sindicatos de Canadá y EU que impulsan esta reforma. Para Napo es el primer paso para asegurar una mayor descentralización sindical y la puerta a su gran ambición: tener su propia central obrera, algo que hasta ahora Andrés Manuel López Obrador no impediría.

Pero lo cierto es que el camino no sería tan fácil porque Martín Esparza, histórico jefe del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) le avisó directamente al presidente que él no se integrará a la central de Gómez Urrutia sino que creará una nueva. Tras el aviso le pidió cita al mandatario para contarle los detalles de su idea.

Notable la habilidad de Esparza. Así como habla directamente con AMLO hace seis meses jugaba al golf en Ixtapan de la Sal con Enrique Peña Nieto. 

En el circuito empresarial Esparza está agitando la idea de que Gómez Urrutia va a generar inestabilidad en los grandes corporativos mexicanos. No solo por la reforma que viene sino por la adhesión mexicana a las normas de la Organización Internacional del Trabajo que habilita una representación sindical por empresa.  Adhesión muy impulsada por el senador Gómez Urrutia.

El operativo para neutralizar a Napo incluye, de parte del jefe del SME, el dato de que algunos hombres de negocios entienden que el senador moreno estuvo detrás de los bloqueos ilegales en Tamaulipas. La central de Esparza se llamaría Nueva Central de Trabajadores.

Fuente: LPO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here