Cae el primer implicado en el Lydiagate, reportan detención del ex jefe de Mandamientos Judiciales ¿Marín y Nacif, cuándo?

El ex funcionario de la PGJ fue capturado este martes en el Estado de México, se desempeñaba como comandante en el municipio de Ecatepec.

0
250

Juan Sánchez Moreno, ex funcionario marinista a cargo de la Dirección de Mandamientos Judiciales de la extinta Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado, fue el primero de los ‘preciosos’ en caer por el caso de Lydia Cacho, luego de ser aprehendido la tarde de este martes en el Estado de México.

De acuerdo con información de El Sol de Puebla, Sánchez Moreno enfrentaría cargos de tortura psicológica al igual que el ex gobernador Mario Marín Torres; el empresario textilero Kamel Nacif Borges y el ex director de la Policía Judicial, Hugo Adolfo Karam Beltrán, en agravio de la periodista Lydia Cacho.

En 2005 la también activista fue detenida de forma arbitraria, sufriendo abuso y tortura, mientras era trasladada de Quintana Roo a Puebla, tras ser demandada por el empresario por ‘difamación’, luego de que exhibió en su libro Los Demonios del Edén una red de pederastia.

El juez segundo de distrito del Vigésimo Circuito, con sede en Cancún, Quintana Roo, giró orden de aprehensión en contra de estos tres ex funcionarios marinistas y el empresario, de acuerdo con el oficio 26/2018, por lo que ya serían buscados por la Fiscalía General de la República (FGR) para esclarecer este caso.

Según la información proporcionada por este medio, Sánchez Moreno, ex titular de Mandamiento Judiciales de la PGJ fue el primero de los inculpados aprehendido la tarde de este martes en el Estado de México, donde se desempeñaba como comandante en el municipio de Ecatepec.

Juan Sánchez Moreno sería el responsable de ordenar a los ministeriales José Montaño Quiroz y Jesús Pérez Vargas de torturar y agredir sexualmente a la periodista Lydia Cacho mientras era trasladada desde Cancún a Puebla.

Aunque han pasado 13 años desde que se inició este caso en contra de las ex autoridades poblanas, este fue reabierto por orden del Comité de Derechos Humanos (CDH) de la ONU quien exigió al estado volver a investigar a los personajes coludidos en la trama para encarcelar “arbitrariamente y de forma desproporcionada” a la periodista en diciembre de 2005.

Fuente: Diario Cambio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here