Manuel Espino quiere hacer un nuevo partido para reemplazar al PES en la alianza con Morena

Quiere aprovechar el mal momento de AMLO con sus aliados. Su tensión con Durazo.

El ex cacique panista Manuel Espino analiza convertir su movimiento Ruta Cinco en un nuevo partido político con el cual aspira a cumplir el rol del PES en la alianza de gobierno, formación que por cierto va camino a desaparecer. Este año es clave, porque la ley habilita la creación de nuevos partidos en los años posteriores a las elecciones presidenciales. 

Espino comenzó a trabajar para la campaña de Andrés Manuel López Obrador cinco meses antes de las elecciones. Su movimiento le otorgó el respaldo a Morena en el mes de abril del año pasado. A Espino le tocó la operación en diversas entidades y se le permitió sostener su bastión político de Tlanepantla, donde ubicó como alcaldesa morena a Patricia Durán.

El operador aspiraba a tener un cargo rutilante en el esquema de seguridad del nuevo gobierno, algo que finalmente no sucedió. En el gabinete se comenta que sus ambiciones fueron abortadas por Alfonso Durazo, con quien arrastraría ciertas tensiones del pasado común en el panismo.

Según comenta el propio Espino, su movimiento aglutina a más de 650 organizaciones sociales y tiene una capacidad de movilización electoral que se traduce en un millón de votos.

Según su lectura, la coalición de gobierno va camino a reconfigurarse con nuevas fuerzas y así como aparece Redes Sociales Progresistas, impulsada por Elba Esther Gordillo, el ex panista cree que ruta cinco puede configurarse como partido político aliado al gobierno pero con un estilo más conservador y en sintonía con su base de apoyos.

Fuente: La Política OnLine