López Obrador se niega a cambiar la fecha de la revocatoria y puntea aliados en el Senado

Confía en las ayudas del PRI y el PAN que tuvo para nombrar a Yasmín. INAI y Tribunales Electorales, monedas de cambio.

0
149

Andrés Manuel López Obrador no acepa cambiar la fecha de la revocatoria presidencial para separarla de los comicios legislativos, como pidió la oposición cuando la ley se aprobó en Diputados. Para evitarlo, Ricardo Monreal empezó a gestionar una mayoría calificada en el Senado con las figuras del PRI y el PAN que permitieron el martes nombrar a Yasmín Esquivel en la Suprema Corte. Además de las vacantes de la CRE, las monedas de cambio son el INAI y los tribunales electorales.

El primer aliciente del jefe de los morenos es que a diferencia de la mayoría de las leyes troncales de AMLO, en este caso no enfrenta una rebelión interna. Le ocurrió cuando se sancionó la guardia nacional y Blanca Estela Piña Gudiño dejó una banca vacía, pero más complicada la tuvo para completar la Corte: 20 senadores le pidieron no elegir a Yasmín, la preferida de AMLO, y varios de ellos no la votaron en el recinto.

La revocatoria es parte de la plataforma electoral del presidente y ningún legislador que integró sus listas se atrevería cuestionarla. “Aunque no se tiene en cuenta, empezar con asistencia perfecta de los nuestros es un piso alto”, destacan en la bancada oficial.

Morena y sus aliados PT, PES y Verde reúnen un mínimo de 76 votos, 10 menos que los dos tercios necesarios para las reformas constitucionales. Con el PRD y MC en campaña abierta contra la revocatoria, por ahora las miradas de Monreal se reducen al PRI y el PAN, que contribuyeron en todas las leyes troncales y exhibieron fisuras que difícilmente puedan saldarse en pocos días.

Los priístas confirmaron el jueves ser los más colaborativos con AMLO, cuando votaron la revocatoria los diputados Rubén Moreira, Martha Garay y Fernando de las Fuentes, los tres de Coahuila. Recibieron un llamado del gobernador Miguel Riquelme. No fue la única ayuda: ocho diputados dejaron sus bancas vacías y achicaron el número necesario para alcanzar los dos tercios.

Monreal gestiona gestos similares en el Senado. Confía en el sinaolense Mario Zamora Gastélum, el guerrerense Manuel Añorve Baños -que a solicitud de Héctor Astudillo suele colaborar con la 4T- y en Eruviel Ávila, quien ya logró ubicar a su abogada en Pemex. Como reveló LPO, ahora presiona para desplazarla la abogada morenista Loretta Ortiz, dos veces rechazada en el Senado para ocupar un lugar en la Corte. ¿Será esa presión otra forma de intercambiar más apoyos con el mexiquense?

El líder de la bancada oficialista también confía en un grupo de al menos 5 senadores del PAN liderados por Víctor Fuentes, que ayudaron a nombrar a Yasmín. E intenta que AMLO habilite premios para los colaboradores, como alguna dirección en la CRE, tal como adelantó LPO. Hasta el momento, el presidente no cede y -por ahora- estaría decidido a dejar que el plazo se cumpla sin que las cuatro ternas sean tratadas y poder cubrir las vacantes a gusto.

Otro cargo en juego es la dirección del INAI (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales), donde AMLO iba a nombrar a Ernesto Villanueva, pero desistió y prefiere que lo ocupe una mujer. Aún no dijo quién y escucha alternativas.

El presidente también podría ofrecer cargos en los tribunales federales electorales para los gobernadores opositores capaces de persuadir a sus legisladores. Son la mayoría. Y se los necesita. 

Fuente: La Política Online

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here