El EZLN a AMLO: «No permitiremos el proyecto de destrucción del Tren Maya»

"Si la madre tierra hablara, cuando AMLO pidió permiso le hubiera mentado la madre", declaró el Subcomandante Moisés, a 25 años del alzamiento.

0

Integrantes de la comandancia y las Juntas del Buen Gobierno, bases de apoyo y organizaciones sociales se sumaron a la celebración del 25 aniversario de la insurrección del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el evento se llevó a cabo en el Caracol Zapatista «La Realidad», en Chiapas, México.

En voz del subcomandante Moisés, que reemplazó en el liderazgo al mítico Marcos, la emblemática guerrilla que sacudió a México y al mundo en 1994 envió un mensaje a la nueva administración, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, a quien -dijeron- «vamos a enfrentar» y no permitir «que pase por aquí su proyecto de destrucción», en referencia al Tren Maya.

«El que está en el poder es un mañoso, un tramposo, nosotros como pueblos originarios no le creemos que pidió permiso para que le vaya bien a México, pidió permiso para destruir a los pueblos originarios», añadió Moisés, quien calificó a la administración de López Obrador como un «mal gobierno que sólo se dedica a turistear, sin importarle la miseria, la la desigualdad y la injusticia del pueblo».

La declaración del zapatismo llama la atención porque si hay algo que caracteriza a López Obrador es su compromiso indigenista, de hecho su carrera política comenzó ayudando a comunidades del sur del país en los setenta, como delegado del Instituto Nacional Indigenista en Nacajuca, donde durante cinco años trabajó en la capacitación y organización de comunidades de la zona. Ninguno de estos antecedentes, ni sus habituales participaciones en ceremonias indígenas, parecen haber conmovido a los zapatistas que comenzaron el año con una de las más duras proclamas contra un gobierno de México de los últimos tiempos.

En el mismo sentido, el líder indígena afirmó que la consulta que realizaron para la obra del Tren Maya es un vil engaño, «si la madre tierra hablara, cuando pidió permiso le viera mentado la madre».

Dentro del caracol «Madre de los caracoles del mar de nuestros sueños», el insurgente criticó también la creación de la Guardia Nacional, la cual es sólo «un cambio de nombre» del Ejército, pero «son los mismos» militares. «Hace 25 años, salimos a despertar al pueblo de México y al mundo y hoy desde ese tiempo, vemos que no estamos solos», completó.

El subcomandante Moises.

La historia entre el líder de Morena y el ejército zapatista se remonta a 2003, cuando la dirigencia militar del EZLN anunció el rompimiento de relaciones con la «clase política», incluyendo al PRD, entonces el partido de AMLO (jefe de gobierno), por lo que calificaron como «traición» a los Acuerdos de San Andrés, con la aprobación de la «contra reforma indígena».

Para el maestro en Estudios Latinamericanos, Héctor Andrade, el conflicto no ha hecho más que «profundizarse». «El zapatismo se ha expandido en varios municipios de Chiapas, donde ha crecido y ha desplazado a las instituciones constituidas del país: el INE, la policía estatal, los programas de asistencia. Un aliado como Manuel Velasco, desaprobado públicamente por el EZLN, no es una buena carta de presentación, pese a los intentos del Padre Solalinde», insistió Andrade López.

Aunque las críticas han venido de ambos lados. John Ackerman, uno de los miembros más visibles del think tank marrón, ha lanzado fuertes cuestionamientos contra la guerrilla chiapaneca desde que se anunció la fallida candidatura indígena de Marichuy Patricio.  

«Llama la atención, sin embargo, que el EZLN, aparentemente, no tiene interés alguno en trabajar con sus amigos, luchadores sociales de Morena. En su comunicado reiteran su desprecio para todos los partidos políticos por igual y le apuestan a la figura de las candidaturas supuestamente ‘independientes'», señaló Ackerman en una entrevista con RT. 

Fuente: La Política ON Line

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here