AMLO confirmó creación de Guardia Nacional con 50 mil elementos

Presentó Plan de Seguridad. La Guardia estaría bajo el mando directo del presidente de la república. Anunció reforma constitucional.

0
113

El equipo de seguridad de Andrés Manuel López Obrador presentó el Plan Nacional de Paz y Seguridad que busca reorientar el trabajo de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública. “Hay que hacer las adecuaciones al marco legal y por eso, con toda transparencia, estamos tratando ese asunto, poniéndolo a consideración de los ciudadanos y de los legisladores. Les pedimos que nos ayuden porque hay que hacer una reforma constitucional”, declaró el presidente electo de México.

Esto último en referencia a la modificación constitucional propuesta en el Plan, a la fracción XV del artículo 76 de Constitución a fin de conformar la Guardia Nacional “como instrumento primordial del Ejecutivo Federal en: la prevención del delito, la preservación de la seguridad pública y el combate a la delincuencia en todo el país”.

Así, se confirmó la creación de una Guardia para prevención del delito, preservación de seguridad y combate a la delincuencia. Y que estaría integrada por 50 mil elementos con civiles entre sus filas que serían capacitados por el Ejército y la Marina Armada de México y que estarían bajo el mando directo del presidente.

Compuesto por ocho puntos, LPO tuvo acceso al documento compuesto de 22 hojas. “Para hacer realidad estos propósitos y cumplir con la justa exigencia social de vivir en un país pacífico, seguro, sujeto al imperio de la legalidad y arbitrado por la justicia, se ha elaborado este Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 en el que se enuncia un paradigma de seguridad pública radicalmente distinto al que ha sido aplicado en los sexenios anteriores”, refiere la exposición de motivos.

Alfonso Durazo leyó una síntesis de los ocho ejes del texto: erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia; garantizar empleo, educación y salud a través de programas de desarrollo y bienestar para reducir la pobreza y la marginación; garantizar el respeto y promoción de derechos humanos (no se permitirá la represión, ni tortura, y se investigarán todas las denuncias de violación a los derechos humanos); y cuarto, regenerar la ética de la sociedad a través de una constitución moral para mejorar la relación en lo individual y colectivo (se promete un gobierno austero, honesto e incluyente).

A continuación, reformular el combate a las drogas, y reorientar los recursos para aplicarlos en reinserción y desintoxicación. Sexto: se incluye una ley de amnistía. Séptimo: recuperación del control de las cárceles y su dignificación, así como planes para la reinserción social. Y último eje: un nuevo plan de seguridad pública para lograr la construcción de una cultura de paz de la mano de instituciones y población.

“Ya no queremos la simulación, sólo en el Porfiriato se decía y se usaba la frase de que la Constitución se respetaba en la forma para violarse en el fondo. nosotros no somos porfiristas, vamos a respetar la Constitución en la forma y en el fondo”, reprochó el tabasqueño, quien tuvo entre sus invitados a José Manuel Mireles, el ex líder de las autodefensas en Michoacán.

 

Cob info. de La Política On Line

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here