Salinas de Gortari intervino en la Corte para blindar a EPN de la persecución de Corral

Fue un pedido urgente a Medina Mora. Nexos y amistades en común. Las fricciones internas en el tribunal.

0
194

No agradó en las alturas de la Suprema Corte la operación del ministro Eduardo Medina Mora para firmar un blindaje judicial en favor de Enrique Peña Nieto, ante las investigaciones que en su contra impulsa la justicia de Chihuahua a instancias del gobernador panista Javier Corral. El mandatario estatal va tras el presidente por los avatares de la investigación referida al ex tesorero tricolor, Alejandro Gutiérrez, y sus vínculos con el PRI nacional (en la mira: Manlio Fabio y Luis Videgaray).

El comentario en la calle Pino Suárez es que existió un pedido muy concreto del presidente de la Corte, Luis Maria Aguilar Morales, hacia el propio Medina Mora para postergar esta definición, pero el ex procurador impuso su voluntad y concedió el pedido del consejero jurídico de Los Pinos, Misha Granados.

Según pudo reconstruir este medio, ese pedido tuvo como autor principal al abogado Humberto Castillejos y un cabildero VIP en la figura del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, quien el fin de semana le pidió a Medina Mora resguardar al presidente de la furia de Corral.

La relación de ambas figuras es añeja y tiene múltiples vericuetos. Medina Mora colaboraba con Salinas de Gortari en ciertos aspectos legales de la negociación del TLCAN durante su gobierno. Luego sería un hombre de consulta de Raúl, el hermano del ex presidente. En los cargos que ostentó en los sexenios panistas (Secretario de Seguridad, jefe del Cisen, Procurador), siempre promovió a Claudia Ruiz Massieu, actual dirigente del PRI y sobrina de Salinas.

Ambos estrecharon su amistad cuando Felipe Calderón envió a Medina Mora a la embajada en Londres, justo en los años en los cuales Salinas pasaba más tiempo en el Reino Unido.

La cuadratura entre Peña, Salinas y Medina Mora cierra con un hombre que ha colaborado con todos ellos: Alejandro Quintero, publicista presidencial, ex ejecutivo de Televisa y hacedor de la campaña presidencial del 2012.

El timming de la operación cortesana fue el adecuado, porque se activó cuando toda la tensión pública pasa por la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la CDMX. El cabildeo del ex mandatario era preciso porque en el nuevo esquema de poder que se da dentro del tribunal Medina Mora ahora es más observado por sus pares y tiene menor margen de maniobra. Especialmente para este tipo de jugadas, que en la cima del poder no admiten dilación.

Con info. de LPO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here