Afirman pasajeros del accidente aéreo de Durango afirman que les pegó un rayo

0
70

Por un hueco que se abrió en la parte trasera del avión Embraer 190 pudieron salir los pasajeros del vuelo AM 2431 de Aeroméxico, accidentado la tarde de este martes en el aeropuerto e Durango.

De acuerdo con testimonios de pasajeros que salieron de la aeronave por propio pie, algo golpeó el avión al momento del despegue, lo que provocó su caída.

Unos atribuyeron el golpe al viento y otros aseguraron que un rayo alcanzó al avión. “Un rayo le pegó y nos fuimos para abajo”, aseguró una pareja entrevistada en el aeropuerto.

“El avión se cayó y comenzamos a golpearnos. Entramos en una tormenta muy fuerte. Los niños estaban gritando y había fuego. (El avión) se deslizó por un largo tramo. Y empezó el humo, empezó el incendio. Logramos salir por ese hueco, tenía miedo de saltar, pero saltamos”, narró Jaqueline Flores, colombiana que viajaba en el avión de Aeroméxico que se desplomó este martes cuando se dirigía a la Ciudad de México.

Cinco minutos después de despegar del Aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria, de Durango, la aeronave del vuelo AM2431 serie Embraer E190 con 10 años de antigüedad se desplomó sin ninguna víctima mortal, sólo un herido, el piloto, quien hasta el cierre de edición se encontraba en el quirófano.

El dato: 

  • Se dispusieron dos líneas telefónicas: 55 51 33 40 59, en México, y, 186 62 05 40 84 desde el extranjero para informes.
  • 5 horas, aproximadamente, estuvo cerrada la terminal aérea de Durango

Momentos después del accidente, el Presidente de la República, Enrique Peña, instruyó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el Sistema Nacional de Protección Civil y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para que colaborarán en la atención del percance aéreo ocurrido en dicha entidad, en donde viajaban 103 personas: 88 adultos y nueve menores de edad, dos infantes y cuatro tripulantes. “Hago votos para que la tripulación y la totalidad de pasajeros se encuentren bien”, afirmó.

Elementos de la Cruz Roja se trasladaron al sitio del percance, ayer.

El gobernador del estado de Durango, José Rosas Aispuro, informó que la causa del accidente se debió a una ráfaga de viento, lo que provocó que descendiera bruscamente hasta tocar tierra con el ala izquierda.

“El vuelo AM-2431 despegó a las 15:30 horas y, tras levantar el vuelo, repentinamente la aeronave fue afectada por una ráfaga de viento que la hizo descender bruscamente y tocar tierra con el ala izquierda, por lo que se desprendieron los dos motores”, señaló.

Explicó que debido a que el avión quedó sólo a 300 metros de la pista se logró una evacuación oportuna de los pasajeros, lo que evitó que hubiera pérdidas humanas.

Bomberos acudieron al lugar para apagar el fuego del avión.

También agradeció el apoyo oportuno de los cuerpos de rescate y de la Sedena, quienes se trasladaron al lugar para atender a los lesionados.

Cerca de las 20:00 horas se reactivaron los vuelos en el Aeropuerto Guadalupe Victoria, donde sucedió el accidente.

AEROMÉXICO SE RESPONSABILIZA

Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, y Javier Arrigunaga, presidente del consejo de la misma empresa, informaron que Aeroméxico cubrirá los gastos derivados del accidente.

“Lo más importante es que todos los pasajeros están bien; están siendo atendidos en hospitales”, dijo Conesa.

Indicó que ya envió un avión a Durango con apoyo técnico para colaborar a determinar las causas del siniestro y enviará otro para trasladar a los familiares de los accidentados.

Señaló que los afectados están siendo atendidos en unidades médicas cercanas, además de que se está dando asistencia a familias y se brinda transportación gratuita.

SCT y PGR indagan causas del choque

Luego del accidente aéreo registrado en Durango, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes anunció la creación de una comisión investigadora y dictaminadora, a fin de esclarecer los hechos.

Según la dependencia, el organismo tendrá la participación de la Dirección General de Aeronáutica Civil, los colegios profesionales de la industria y representantes del fabricante Embraer.

Además, también contará con el apoyo de la Junta Nacional de Transporte de Estados Unidos.

Dicha participación podrá determinar si el accidente fue por las condiciones climáticas o bien si fue alguna falla mecánica.

Por su parte, la PGR inició una carpeta de investigación, por lo que agentes del Ministerio Público y personal de la Coordinación de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal se trasladaron al lugar para recabar los primeros indicios y continuar la integración de la indagatoria correspondiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here