AMLO Presidente

0
264

Este domingo primero de julio, sin duda entrará en la historia de México como una fecha en la que la mayoría de los mexicanos logró un cambio, y éste llegó de forma contundente con la victoria de Andrés Manuel López Obrador.

Con resultados preliminares, se puede decir que AMLO obtuvo más del 50% de la votación, números que son impugnables.

De reconocer, las posturas de los candidatos, Meade y Anaya quienes no tardaron en aceptar sus respectivas derrotas; por un lado, el candidato priísta reconoció que los números no le favorecieron y reconocía a López Obrador como el ganador; por otro lado, Anaya lo felicitó y reconoció que  su partido buscará ser una oposición responsable.

La mayoría de las encuestas acertaron en el primer lugar, todas auguraban que López Obrador obtendría el mayor número de votos prácticamente desde inicio de año, por lo vivido, nunca estuvo en riesgo su ventaja.

Aparte del triunfo de AMLO en las urnas, se debe reconocer la amplia participación ciudadana, requisito básico de una  democracia, se habla de más del 60% de participación. Millones de mexicanos acudieron libremente a votar por un nuevo proyecto de país. El triunfo de Andrés Manuel, se puede explicar desde diferentes perspectivas, pero todas ellas tienen un común denominador, México debe cambiar.

López Obrador arribará a Palacio Nacional con el respaldo de poco más de la mitad de los electores, algo que ningún presidente había obtenido, ni siquiera Fox que fue el símbolo de la transición democratica en México y a la que le faltó  legitimizar en los hechos. Sin embargo; también la otra mitad del país que no lo votó, debe ser considerada y con ello la necesidad que tiene el próximo presidente de trabajar por la reconstrucción del tejido social y tendrá que comenzar pronto.

En México luego de las elecciones se genera una polarización en la sociedad por los proyectos de nación que se defienden, se vivió en 2006 y en 2012, hoy se vuelve a vivir; sin embargo, como sociedad demócrata debemos reconocer la victoria de la mayoría y respetar los resultados y gracias la madurez política de los candidatos Meade y Anaya será más fácil digerir este resultado, para aquellos que no votaron por AMLO.

Las felicitaciones no se hicieron esperar, desde Donald Trump, y diferentes personajes políticos de América Latina y de nuestro país, incluidos los empresarios, quienes reconocieron el triunfo de AMLO.

¿Qué viene para Andrés Manuel? Todo indica que Morena tendrá mayoría en ambas cámaras, gubernaturas importantes y algunas como Veracruz que estaba en el aire. Hay que construir acuerdos y consensos con la oposición, lo que será primordial, para sacar adelante la agenda de López Obrador.

Así como es el presidente con mayor apoyo social en la historia de nuestro país, también será el presidente más observado, ya que las altas expectativas que generó en la sociedad mexicana, lo obligan a actuar de manera responsable y atinada.

Debemos reconocer en Andrés Manuel al próximo presidente de nuestro país y trabajar desde el ámbito que nos corresponde para hacer de México un país con futuro, con una mejor calidad de vida para todos los mexicanos, disminuyendo las brechas económicas y sociales, fortalecer la economía de los trabajadores y de las familias mexicanas para  lograr que México vuelva a ser un referente en Latinoamérica y pueda convertirse en la potencia mundial que aspiramos ser.

En su primer discurso cómo presidente de la nación, destacan la madurez política y su postura de reconciliación nacional, el combate a la corrupción, atacando las causas que la generan y su compromiso con migrantes y grupos indígenas. Sin duda, este mensaje es un buen corolario después de una elección que contó con momentos de gran rispidez. Esperamos que el proceso de transición siga por este camino y que sea por el bien de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here