López Obrador apuesta por homologar el salario mínimo con el de EE UU

Los candidatos a la presidencia de México hablan de la relación comercial con los países de Norteamérica

0
172

La postura de los principales candidatos a la presidencia de México ante el Gobierno de Donald Trump sigue siendo un melón por abrir en la campaña mexicana. Los cuatro aspirantes a las presidenciales del 1 de julio desfilaron este lunes ante los empresarios de la American Chamber, una asociación que reúne a los directivos de las compañías que generan más del 20% del PIB mexicano. A pesar de la oportunidad, los principales contendientes se limitaron a aplaudir la posibilidad de que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC)llegue a buen puerto en las próximas semanas. “Estamos a favor de que se mantenga abierto el libre comercio, que no haya aranceles para mercancías o productos ni que se cierre la economía”, dijo el líder de los sondeos, Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PES-PT).

El líder de Morena dijo que buscará homologar los salarios de los trabajadores con los de los obreros de Estados Unidos y Canadá. “Necesitamos fortalecer el mercado interno”, dijo el candidato frente a directivos de empresas como Walmart, AT&T, ExxonMobil, DuPont, General Motors, Ford y Manpower. “Trump está planteando que se mejoren los salarios de los trabajadores mexicanos. En eso sí coincidimos”, dijo López Obrador. “Son importantes las maquilas, pero no se les puede pagar 800 pesos (casi 44 dólares) a la semana a los trabajadores. No es justo”. López Obrador calificó de “fundamental” la relación entre México y su vecino del norte. En su visión, esta debe estar basada en la amistad y “fincada en la cooperación para el desarrollo”. “Si hay más bienestar serán menos las presiones migratorias y la inseguridad”. Una de las principales exigencias de la Administración estadounidense en la mesa de diálogo sobre el TLC es, precisamente, el aumento de los salarios en el sector manufacturero mexicano.

El salario mínimo mexicano es de 88 pesos (4,8 dólares). Tomando como referencia una jornada media de trabajo de ocho horas, el suelo salarial mexicano es de 60 centavos de dólar por hora, 12 veces que sueldo mínimo federal por hora en EE UU (7,25 dólares). Esa cifra, no obstante, no es definitiva: cada Estado puede elevarla tanto como considere, por lo que el diferencial con México es aún mayor en casi todos los casos.

El candidato de la alianza que reúne a partidos de izquierda con la derecha más conservadora apuesta por una reducción del gasto corriente del presupuesto para redirigirlo a proyectos de inversión pública. Ricardo Anaya, el aspirante de Por México al Frente, otra coalición que reúne a la derecha con la izquierda, hizo un diagnóstico similar ante la cámara de comercio. “La inversión pública está en mínimos históricos en los últimos 70 años”, aseguró. “Es urgente bajar el gasto corriente y aumentar el gasto en infraestructuras”, agregó.

Anaya, que trata de recortar la ventaja de 10.9% que le lleva López Obrador en los sondeos, afirmó que un eventual Gobierno suyo aumentaría el gasto en infraestructura en el 25% del PIB, lo que llamó una “meta absolutamente alcanzable”. La cabeza del Frente explicó que crearía una figura especial, una especie de Ombudsman, para defender las inversiones privadas y públicas.

José Antonio Meade, el candidato oficialista del PRI, dio una respuesta más institucional a los cuestionamientos de los moderadores. “México no debe importar credibilidad del tratado”, dijo. El exsecretario de Hacienda y excanciller del presidente Enrique Peña Nieto cree que México debe mostrar por sí solo una ventaja competitiva fincada en “su ventaja geográfica…sus propias decisiones, su propia competitividad y sus instituciones”. “El interés en la negociación es que Norteamérica sea muy competitivo y muy dinámico en una relación más allá de lo comercial”.

Margarita Zavala, la única aspirante independiente en la boleta, con un 5% en las encuestas, dijo que a Donald Trump se le debe exigir una relación de respeto a los mexicanos.

Los principales candidatos a la presidencia respaldaron el mensaje que envió Peña Nieto a Trump la semana pasada en respuesta a la movilización de 4.000 elementos desarmados de la Guardia Nacional a la frontera común. “Apoyamos el pronunciamiento. En estos casos es necesaria la unidad nacional”, dijo López Obrador. “Nuestro pueblo no merece un trato discriminatorio”, agregó el líder de los sondeos. La postura del relevo de Peña Nieto en la presidencia frente al huracán Trump sigue siendo una incógnita en esta campaña.

 

El País

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here