Despacho Mossack Fonseca, pilar de los #PanamaPapers, anuncia cierre de todas sus oficinas

0
162

El despacho panameño Mossack Fonseca, que ayudó a personajes poderosos a esconder sus fortunas y crear entidades anónimas en paraísos fiscales –incluyendo decenas de mexicanos–, anunció hoy que cerrará todas sus oficinas “a finales del presente mes”.

A dos años de que la investigación global Panama Papers –en la que participó Proceso– reveló los secretos de sus 11.5 millones de archivos internos, el despacho declaró que “el deterioro reputacional, la campaña mediática, el cerco financiero y las actuaciones irregulares de algunas autoridades panameñas han ocasionado un daño irreparable, cuya consecuencia obligada es el cese total de operaciones al público”.

Entre los mexicanos que aparecieron en los archivos del despacho y cuyos casos fueron documentados por Proceso destacó Juan Armando Hinojosa Cantú –contratista consentido del presidente Enrique Peña Nieto, dueño de Grupo Higa y constructor de la “Casa Blanca” de la pareja presidencial–, quien utilizó una red de fideicomisos, fundaciones y sociedades de papel en varios países para mover alrededor de 100 millones de dólares.

En abril de 2011, Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex señalado por recibir 10 millones de dólares en sobornos de la empresa brasileña Odebrecht a cambio de contratos de obra pública, realizó los trámites para que Mossack Fonseca le abriera una cuenta bancaria y una caja fuerte en el banco panameño Prival Bank a nombre de una sociedad de papel llamada Balerg Associates Inc.

Ricardo Salinas Pliego, dueño de Grupo Salinas –a su vez propietario de TV Azteca– e integrante de los multimillonarios más ricos del planeta según la revista Forbes, también se hizo con los servicios de Mossack Fonseca para comprar obras de arte y controlar un yate en las Islas Caimán.

El multimillonario Carlos Hank Rhon, otro personaje de la lista de Forbes, también intentó crear una estructura offshore en Bahamas a través del despacho –con la finalidad de operar una cuenta bancaria en Suiza–, pero su perfil arrojó un historial tan negativo que los abogados de Mossack Fonseca se negaron a concretar el negocio.

Otros mexicanos surgieron entre los clientes del mundo offshore: Alfonso de Angoitia Noriega, vicepresidente ejecutivo de Grupo Televisa; José Ramiro Garza Cantú, dueño de Grupo R y del diario La Razón, que creó sociedades offshore para rentar plataformas petroleras a Pemex; Omar Yunes Marquez, hijo del gobernador veracruzano Miguel Ángel Yunes Linares; e incluso integrantes de Los Cuinis, una rama del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), entre otros.

Este semanario también reveló que personajes vinculados con el negocio de la seguridad privada y del espionaje utilizaron sociedades offshore, entre ellos Asaf Israel Zanzuri y Rodrigo Ruiz Treviño de Teresa, socios de la empresa Balam Seguridad Privada, que vendió al gobierno federal el programa espía Pegasus –el cual fue utilizado para intervenir de manera ilegal los celulares de periodistas y defensores de derechos humanos–.

La investigación global Panama Papers, que obtuvo el Premio Pulitzer el año pasado, se llevó a cabo bajo la coordinación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés). Durante más de un año, 380 periodistas del mundo desmenuzaron los archivos internos de Mossack Fonseca obtenidos por el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Proceso.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here