Citibanamex afirma que estas elecciones serán anti PRI y que Meade es un “candidato débil”

0
1047

Las próximas elecciones serán anti Gobierno y anti PRI. AMLO se ha moderado respecto a las pasadas elecciones. Meade es un candidato débil. Son solo algunas de las definiciones de un reporte privado elaborado por Citibanamex al cual LPO tuvo acceso.

El documento está acompañado por sondeos que distinguen un escenario de claro descontento hacia la actual administración, en el que reconocen enojo público por escándalos de corrupción asociados al Gobierno Federal y gobernadores priistas, récord de inseguridad, y percepción social de bajo desempeño económico.

El argumento del documento, firmado por la analista basada en CDMX, Nydia Iglesias, se sustenta en una serie de gráficas y encuestas que recogen tanto datos internos como de otras encuestadoras e instituciones como el INEGI. Uno de los datos que llama la atención es la aprobación que tiene el presidente a meses de terminar su mandato.

De acuerdo con un promedio que sacan entre encuestas de Parametría, Consulta, Varela, Reforma, Buendía, entre otros, el presidente logra una aprobación apenas por arriba del 30%, muy por debajo de la aprobación tu tuvieron Calderón y Fox en los seis trimestres previos a la elección, que considera este estudio.

A la par, el proyecto medular de esta administración, el de las 12 reformas estructurales, tiene un nivel muy bajo de credibilidad: Solo el 5% de los encuestados consideran que los beneficios de las reformas ya son perceptibles, el 32% considera que necesitan madurar y el 60% piensa que nunca beneficiarán a la población en general.

En ese contexto, la fotografía antes de iniciar las campañas muestra sin margen de duda a López Obrador en el puntero, a Ricardo Anaya en el segundo lugar y a José Antonio Meade en un tercer lugar. De hecho, sobre el candidato priista afirman que las precampañas lo exhibieron como “un candidato débil”.

Pero los analistas no dan nada por sentado y con cautela advierten que puede haber un cambio en la tendencia: “las campañas apenas van a empezar”, por lo que podría haber un cambio en la tendencia. “En cuanto inicien las campañas, el puntero se volverá blanco de todos los ataques”.

Aunque de antemano advierten que la maquinaria electoral y el gasto social favorecerán al PRI. No obstante, lanzan otras pistas que podrían empañar la escalada de Meade. Por ejemplo, las encuestas revelan que el 60% de la población pide un cambio drástico, además de que la figura de López Obrador se encuentra mejor posicionada que durante el proceso electoral de 2006.

En otro apartado el documento señala que el potencial triunfo de Morena genera incertidumbre, pero al mismo tiempo que la percepción ha mejorado respecto al tipo de y grado de cambio estructural que instrumentaría.

Explica que de ganar AMLO disminuiría el ritmo de avance de las reformas, pero se tendría un enfoque agresivo contra la corrupción. Aunque también alertan de “desorden social” en caso de no resultar ganador.

A los candidatos del PRI y del Frente los reconocen en una visión no tan distante, pues consideran que ambos comparten un perfil pro mercado y de continuidad con el modelo económico actual, aunque ven una diferencia estructural en el enfoque contra la corrupción.

En un repaso sobre algunos indicadores en esta administración, el documento revela que de 2005 a 2017 México cayó de estar debajo del número 60 al 135 en el índice de Percepción de la Corrupción.

En cuanto a inseguridad, esta se ha incrementado. Los homicidios han incrementado en esta administración. En el 2017 se contaron 20.5 por cada 100,000 habitantes según la SNSP, con ello, se disparó la prospección pública sobre inseguridad.

 

Con info. de La Política On Line

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here