El Titanic 2018 se hunde

0
48

Como el Titanic el llamado Frente Ciudadano hace agua, se autodestruye, sin que los principales actores políticos puedan evitarlo. Lo que parecía ser un proyecto sólido conformado por el PAN-PRD-MC, parece desintegrarse tras relucir los intereses personales de sus dirigentes en donde todos pretenden encabezar la propuesta de “unidad” a la presidencia de la república, cada partido tiene y pretende imponer a su aspirante; Ricardo Anaya por el PAN, Rafael Moreno Valle Rosas por Movimiento Ciudadano y Miguel Ángel Mancera por el PRD.

 

En las pujas hacia el interior del Frente Ciudadano, los intereses personales y de grupo son más importantes que el interés nacional de presentar una propuesta verdaderamente ciudadana, que dicho sea de paso, únicamente utilizan el membrete.

 

Los gobernadores perredistas Graco Ramírez y Silvano Aureoles manifestaron su respaldo a Mancera y la aún presidenta del PRD, Alejandra Barrales, dijo que incluso el Gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, quién no estuvo en la reunión, envió su apoyo a la propuesta. Un mensaje claro de que el Frente Ciudadano se desintegra, cada partido su candidato y sus canicas.

 

En Jalisco Enrique Alfaro, presidente municipal de Guadalajara y aspirante a gobernador de Jalisco, ha sido clave también para reventar el bloque al rechazar ir en alianza con el PAN y el PRD para la elección del próximo año. Es por lo tanto otro mensaje de que no hay unidad hacia el interior de la alianza PAN-PRD-MC.

 

El martes 5 de diciembre de 2017 el dirigente nacional de Movimiento Ciudadano Dante Delgado Rannauro, puso un plazo de 72 horas para que el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática, destrabe las negociaciones en la asignación de candidaturas y firme el convenio de coalición, de lo contrario tomarán sus decisiones (que dicho sea de paso ya fueron tomadas). La propuesta de MC es que el PAN proponga candidato a la Presidencia de la República, la coordinación en el Senado sea para Miguel Ángel Mancera y la jefatura del gobierno de la CDMEX para el PRD. Esta decisión apresurada se deriva de la destitución de la dirigente nacional del PRD, ordenada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y de los tiempos fatales que impone la ley electoral en cuanto a los plazos en cada etapa.

 

Quienes ya celebraban que irían en coalición arropados por todas las fuerzas políticas para ganar sin mucho esfuerzo las presidencias municipales y diputaciones, tanto locales como federales, amparados por otra alianza pluripartidista y multifacética, ahora se pueden llevar un chasco. El Titanic 2018 se hunde.

¿O no lo cree usted?

DEJA UNA RESPUESTA