Mitos del embarazo

0
262

Hoy toca hablar de los mitos durante el embarazo. En la mayoría de las veces se espera al ser amado con mucha ilusión y alrededor de estos nueve meses de expectación surgen muchas inquietudes y mitos con respecto al sexo del feto. Si será ¿niño o niña’ o de algunas suertes o talismanes para el embarazo y nacimiento se logre sin contratiempos. Sin embargo muchos de estos mitos únicamente son pasatiempo por carecer de sustento científico.

Con los procedimientos acreditados científicamente podemos actualmente averiguar el sexo, peso y medidas de nuestro bebé, entre otros datos, con el mínimo margen de error.

 

Sin embargo, recordar algunos de los mitos nos sirven para dar la explicación médica más acertada, por ejemplo; La agrura, la acidez estomacal (hiperclorhidria o reflujo ácido) da pie a un mito que si la mama tiene agruras el niño será peludo. La acidez es algo muy frecuente en la mujer embarazada, derivado de los cambios hormonales y físicos que experimenta. El aumento de la progesterona y provoca el relajamiento del musculo liso del útero, también relaja la válvula que separa el esófago que es parte del tubo digestivo y une al estómago con la faringe, por esta razón los ácidos gástricos retornan desde el estómago al esófago, provocando una sensación de quemazón en la garganta. Por si fuera poco al aumentar el tamaño del útero desplaza el intestino y estomago hacia arriba favoreciendo esta acidez.

 

¿Cuál es la razón por la cual el niño nace peludo? Pues bien, esto se debe más a factores genéticos y no depende de los problemas de acidez en el embarazo.

 

Otro mito o juego de familiares de la embarazada, es adivinar el sexo del bebé desde la observación de la forma que toma la panza de la mujer. Que si es redonda, puntiaguda, con cintura sin cintura define si es niño o niña. Así que si está arriba, redonda o si perdió cintura una niña y que si es hacia abajo, picuda ó esta acinturada la mamá será niño. Desde luego que este mito es falso. La forma de la panza de la mujer embarazada se deriva más de la posición que adopte él bebe dentro del vientre, con el tono muscular y posición del útero.

 

La mujer embarazada debe comer doble, una por ella y otra por el bebé. Desde luego que es una conducta errónea, en virtud de que en el embarazo aumentamos 9-14 kg aproximadamente. No debemos comer más de la cuenta porque ganarán más peso y esto no es bueno para la madre ni para él bebe. Lo ideal es tener una dieta equilibrada y balanceada y repartir en cinco comidas al día como lo indiqué nuestro médico. También debemos complementar nuestra alimentación con vitaminas o calcio.

 

Uno de los mitos mas propagados que causan algunos problemas durante el embarazo, es el relacionado con las relaciones sexuales coitales de la pareja. En donde se afirma que no se deben tener estos encuentros. Es importante señalar en este sentido, que no se recomiendan las prácticas sexuales coitales cuando existe amenaza de aborto o estado delicado de la embarazada por placenta previa entre otras complicaciones. Por lo demás en condiciones normales, no existe impedimento. De hecho la mujer embarazada despierta un mayor apetito sexual y el bebé está bien protegido dentro del útero, sellado el cérvix por un tapón mucoso que lo protege contra infecciones al útero y está rodeado de una bolsa de líquido amniótico.

 

El mito de que las embarazadas no deben teñirse el cabello. Aún cuando todo lo que se coloca sobre la piel se absorbe hasta el noventa por ciento, además de que los tintes contienen elementos químicos dañinos para la salud. Es recomendable utilizar productos menos agresivos o llamados naturales

 

Que si comes mucha fruta o cítricos tu bebé nacerá muy sucio. Las frutas no son malas comerlas durante el embarazo por el contrario son saludables aportan vitaminas, minerales y fibra y no influyen en que el bebé nazca grasoso o sucio. Todos los bebes nacen con una grasita blanquecina llamada vernix que le sirven de protección dentro del útero ya que están en liquido flotando durante varios meses, lo mismo sucede con el lanugo que es un vellito fino, aterciopelado que sirve de protección.

 

Hemos mencionado algunos de los mitos que se propagan durante el embarazo, que forman parte de las tradiciones familiares o populares, que deben ser tomadas como un medio se socialización y diversión. Lo mejor, lo adecuado es consultar y seguir las instrucciones del médico.

Recuerden hoy toca.

Jueguen, toquen, aprendan, y diviértanse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here