Osorio Chong activa un último cabildeo sobre EPN para buscar la candidatura presidencial

Es el último intento antes de la definición, que parece inclinada hacia Meade. Respaldo de los gobernadores.

0
110
Acapulco, 19 Oct. 2016 (Notimex-Adriana Covarrubias).- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, acompañado por los integrantes del Gabinete de Seguridad, en Ciudad Renacimiento, una colonia con alta incidencia delictiva donde habitan 250 mil personas, el funcionario inauguró la Feria Integral de Prevención Social, que busca acercar a los jóvenes a diversos programas estatales y federales. NOTIMEX/FOTO/ADRIANA COVARRUBIAS/COR/POL/

La estrategia se activó la semana pasada. Gobernadores del PRI, hombres de negocios e incluso dos ex presidentes desfilarán por Los Pinos para buscar convencer a Enrique Peña Nieto de que Miguel Ángel Osorio Chong es la mejor opción para candidatear de cara a 2018.

Ante la cada vez más acentuada percepción de que José Antonio Meade sería el candidato, el jefe Segob despliega ahora con toda la fuerza su red de conexiones y amistades para lograr torcer un rumbo de la realidad que por momentos parece ineludible. Hace más de un mes que Meade habla y se mueve como candidato.

Y ante Peña, que se define como un priista puro, con la liturgia de Atlacomulco, el argumento es que los candidatos de Morena (Andrés Manuel López Obrador), el independiente (Jaime Rodríguez Calderón) y el por ahora lejano pero posible abanderado del Frente Ciudadano (Marcelo Ebrard) son todos ex priistas mientras que el candidato del tricolor se encamina a ser un panista.

Otro aspecto que señalan los emisarios de Osorio es que Meade, a pesar de estar hace 20 años en cargos públicos, siempre le ha escapado a esa dimensión subterránea pero inevitable de la política. Siempre se ha mantenido al margen de las cuestiones más opacas, en el confort de una burocracia de élite. “¿Asegura Meade, en caso de ser presidente, que por ejemplo la trama de Odebrecht no tenga un final nefasto para el Partido?”, es la pregunta que dejan flotando en el aire a la par de otras igual de complicadas.

Desde la Segob instalan que por su llegada a lo gobernadores a través de asuntos tan sensibles como la seguridad, Osorio es el único con capacidad de asegurar el voto estructural, el de las bases. Esa idea, que para algunos satélites del poder ya es ficción, que viene a ser la del “voto duro del PRI”. Si ese segmento se divide no hay chances de lograr la presidencia.

El desafío más grande para estos enviados hacia la cúpula no es tanto el presidente. El problema es el entorno, donde influyen figuras como Aurelio Nuño o Luis Videgaray donde las críticas a Osorio son rutilantes y pegan en el costado más vulnerable: la gestión y las cifras relacionadas con el manejo de la seguridad.

 

Vía La Política On Line

DEJA UNA RESPUESTA