El cuerpo y la sexualidad

0
191

Nuestro cuerpo juega un papel muy importante en nuestra vida y por lo tanto influye en nuestra sexualidad. Desde que nacemos nuestro cuerpo marca nuestra vida. ¡Es un niño! ¡Es una niña! Y a partir de ese momento nos educaran en cada etapa de nuestra vida y al sexo al que pertenecemos, por lo tanto estaremos influenciados y expuestos a factores; culturales, sociales, creencia, tabúes y prejuicios, todo esto independiente de nuestra identidad y cambios hormonales, físicos, sumada nuestra experiencia en la vida.

Aún  hay otros factores que marcan la corporalidad, entre ellos los externos, por ejemplo los medios de comunicación, los cuales nos bombardean con extereotipos o imágenes de Barbie o Ken. Los cuerpos perfectos en donde la celulitis y las estrías y la grasita corporal no existen, que en la mayoría de los casos son parte de nuestra corporalidad.

Los medios masivos de comunicación presentan cuerpos con cinturas diminutas, en donde el problema está alejado del antiguo corsé, ahora hay que dejar de comer bien, y quitarse huesos “sobrantes” para la figura esbelta. Estos estereotipos juegan un papel muy importante en nuestra sexualidad, por que influyen en la sociedad y en nuestra corporalidad, en la identidad y en la intimidad de nuestros cuerpos.

Tanto en los hombres como mujeres, nos limitan la sensibilidad de nuestro cuerpo. Por un lado al hombre se le permite que se toque su cuerpo, que aprenda, que es el responsable del placer de él y de la mujer, lo cual es una idea errónea y una responsabilidad que no le pertenece. En cuanto a su sentimientos, al hombre no se le permite que los exprese; no llores, no sientas, no demuestres debilidad, habla actúa como lo que eres ¡un hombre!.

A la mujer  se le educa a que exprese sus emociones, sus sentimientos. No hablemos de su cuerpo, no se debe de explorar, no mostrar y mucho menos de experimentar con ella ni con nadie.

Y cuando llega el momento de que dos cuerpos se encuentren en la intimidad, se presentan muchos problemas; disfunciones, dolor, anorgasmia, dolor al coito (dispareunia), disritmia sexual. En otros casos terminan en una pobreza del erotismo  y el desconocimiento total de los mapas eróticos. En muchas de las ocasiones, no sabemos que nos causa placer corporal  y esto es un punto muy importante para nuestro placer individual o compartido el saber que partes de mi cuerpo sienten placer y que es lo que no me gusta.

Esto está cambiando poco a poco  y lograremos hacer un cambio cuando eduquemos libre de estereotipos sexuales, etiquetas y entendamos que somos diversos. La gama de posibilidades y diversidades corporales hace que sea más rica aun nuestra sexualidad en diversos aspectos y etapas de nuestra vida.

Tras respetar nuestra corporalidad y disfrutar lo que cada uno tiene, sin miedo ni tabúes, puede realizarse el encuentro íntimo a media luz, o muchas de las veces en la obscuridad total.

La autoestima se construye en forma positiva, con herramientas adecuadas que nos permitan fortalecerla, comprendiendo los cambios en las diferentes etapas de la vida y durante la construcción de nuestros valores o creencias. Sin embargo estas estructuras no se construyen alejadas de la armonía y van de la mano con una adecuada alimentación y ejercicio.

Comprender que somos parte de una diversidad de cuerpos, es en parte la aceptación que tenemos de nosotros mismos, de la riqueza de cuerpos que hacen posible una vida en armonía, con nosotros mismos y nuestro entorno.

Toca, juega, aprende y diviértete.

Hoy Toca.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here