¿Cómo encontrar la seguridad?

0
310

En estos días Puebla volvió a ser el centro de atención nacional e internacional, no por cosas positivas sino por otro feminicidio más, en este caso el de una estudiante universitaria que fue ultimada por un conductor de un servicio de transporte privado.

Este suceso deja en entredicho varias cosas que supuestamente deberían de funcionar bien para la seguridad de las personas, el primero es que esto se genera a partir de que el auto en el que venía regresando de un bar Mara Fernanda Castilla Miranda, fue detenido en el operativo alcoholímetro, un operativo que está diseñado para precisamente brindar seguridad a las personas que se transportan en automóviles y que estos son manejados por personas que vienen en estado alcohólico por lo cual se detiene el automóvil y se pone a disposición y aseguramiento de la Secretaria de tránsito o de la secretaría de vialidad.

El problema es que no hay protocolos de seguridad para las personas que en ese momento se quedan sin su medio de transporte, por ello deben solicitar un taxi o un servicio de transporte privado, lo que pone en riesgo sus vidas como ya lo vimos en el caso de Mara Fernanda, y me podrían argumentar ese no es un problema del operativo a lo que yo les contestaría, claro que es un problema del operativo porque los servidores públicos están para eso para servir, y los operativos sirven precisamente para prevenir el delito; claro que es una obligación de las autoridades proporcionar servicios y más cuando la seguridad en la entidad no está en su mejor momento.

Por otro lado la empresa que solicitó Mara Fernanda se jactan de ser una empresa que brinda seguridad a sus pasajeros, incluso a los conductores se les llama socios o asociados, pero como nos dimos cuenta con este acontecimiento, dicha empresa no cuenta ni con los estándares de seguridad ni con protocolos de seguridad necesarios para operar y realmente proporcionar seguridad a sus pasajeros, es lamentable que irresponsablemente en sus promocionales, prometan algo que no cumplen es decir es publicidad engañosa y fraudulenta.

La empresa señala que viajas seguro, pero resulta que en este caso en particular según datos de fiscalía el automóvil estuvo parado una hora fuera del domicilio de Mara Fernanda y el personal de la empresa ni se percato, o si lo hizo, demostró que no tiene ni los menores estándares de calidad porque no hizo nada, esta empresa se quiere deslindar señalando que ellos en todo momento han apoyado a la fiscalía, algo que es su obligación ya que de lo contrario sería cómplices del feminicidio de manera directa, que eso no los desvincula, obviamente que tienen responsabilidad, ya que Mara Fernanda no contrato directamente con el conductor, sino que solicitó el servicio con una empresa que además promete seguridad, por lo tanto al menos deben de pagar el daño moral a la familia de la víctima.

Otro problema en Puebla es la falta de regulación en materia de seguridad en los moteles, aquí también hay un inconveniente ya que las personas entran y salen de ellos bajo su propio riesgo o en este caso privada de su libertad.

El conductor entra con una mujer viva y sale con un cadáver, sin que haya mayor problema, también es reprochable esto.

La violencia de genero en el Estado ya está rebasada, pero si a eso le sumamos la ineficiencia del personal de seguridad pública en el operativo alcoholímetro, el mal servicio y publicidad engañosa de la empresa de transporte privado, así como la falta de protocolos y medidas de seguridad de dicha empresa, y obviamente la falta de regulación y medidas de seguridad de los moteles en el Estado, traen como consecuencia la facilidad para que se cometan feminicidios como el sufrido por Mara Fernanda.

Ya no se puede tapar el sol con un dedo, en Puebla hay un problema grave a causa de la violencia de género, este tipo de delitos no solo afecta a la víctima y a sus familiares, es una afrenta a la sociedad poblana y mexicana, no se puede seguir sosteniendo esta situación, es urgente que se de la alerta de género y además se generen condiciones de seguridad para las mujeres en general y en especial para las  jóvenes de la entidad.

Ni un feminicidio más en Puebla, no más violencia en Puebla, es la exigencia social.

 

Considere Usted

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here