Las viudas de “El Cachetes”

0
142

El mensaje ha sido claro, el que las hace las paga y quienes traicionaron al morenovallismo ya recibieron el mensaje. Aún hay más. ¿Quieren destapar su propia cloaca? ¡Sigan en su camino de traición!

 

El morenovallismo tiene operadores, dinero y sobre todo, el poder público. No se tienta el corazón para bajarle los calzones a quienes pretenden encaramarse en el carro del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), tras comprobarse que la ruptura de Rafael Moreno Valle y su cuñado (incómodo) Fernando Manzanilla Prieto, podría ser real y el escándalo del espionaje telefónico sea en verdad un duro golpe al ex gobernador de Puebla que no vio venir.

 

Si ese fuera el caso, los damnificados por el huracán Rafis habría dejado más zombis políticos que estrellas de sexenio y que se convirtieron de golpe y porrazo en las “Viudas de El Cachetes”.

 

Tras la filtración de la fotografía de Othón Muñoz alias “El Cachetes” y Rafael Moreno Valle , la debacle del proyecto presidencial, comenzó a prender sus focos rojos. La presumible filtración de la fotografía a cargo de Javier Lozano Alarcón, provocó su expulsión del gobierno encabezado por Tony Gali, tras su entreguismo al proyecto de Margarita Zavala, tratando de retomar los viejos rumbos de su anterior jefe, el ex presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, mejor conocido por la izquierda como “Fecal” y por los priístas como “El Chupitos”. El primer día en el Senado, Javier Lozano se alió al proyecto contrario a la bancada panista. Días después de la traición, la prensa publicó: Javier Lozano Alarcón recibió una camioneta en comodato. También se filtró a la prensa otra fotografía en donde se exhibe al Senador Poblano, como aspirante al Senado. El lugar fue La Resurrección donde Javier desciende de la Cadillac Escalade negra, acompañado de “El Cachetes”, quien habría financiado más de ocho mil mixiotes que se ofrecieron ese día a los asistentes.

La detención del empresario Othón Muñoz, por parte de la Marina Armada de México por los delitos de portación armas, tráfico de drogas y presuntamente encabezar a una de las redes del huachicoleo en Puebla abrió la cloaca poblana de las complicidades y que se había mantenido oculta a los medios informativos y por ende a la población.

Tras la publicación que realicé del ex diputado federal Julio Lorenzini Rangel y su intención de participar como coordinador de organización del municipio de San Pedro Cholula, las fuentes que posee el morenovallismo dentro de Morena comprobaron la traición. Lorenzini si solicito y retiró su solicitud, pero la traición se había probado. Días después de una larga diatriba en redes sociales que lo defendían, se publicó la foto esperada, un trio de hombres que abrazados posaban para la foto; ¡Sí! Julio Lorenzini Rangel y el primo de Moreno Valle flanqueaban a El Cachetes. Además de la fotografía, se filtró la información de que el ex diputado federal panista y ex secretario de Desarrollo Rural habría recibido 3 millones de pesos en apoyo a su campaña. Cierto o falso, la fotografía sepulta las aspiraciones del joven político cholulteca, quien gozaba de un prestigo regular alejado del contacto directo con la gente y desde luego los actores políticos locales. La fotografía muda, que no prueba nada, si dice mucho, complicidad y traición al morenovallismo en su intento de ser candidato por Morena en Cholula, uno de los bastiones del panismo.

Otra damnificada de las filtraciones de las fotografías, ahora “malditas”, es la ex diputada federal Blanca Jiménez Castillo, quien ya aspiraba a regresar a una curul federal o local… y desde luego el más damnificado de todos, porque aparece en la mayoría de las fotografías, es el primo del ex gobernador poblano, Sergio Moreno Valle, quien llegó a ocupar una curul en el H. Congreso del Estado por ser suplente de Miguel Huepa cuando compitió y ganó una curul en el H. Congreso de la Unión, de quien también es su suplente, curul que ocuparía cuando Huepa fuera nuevamente candidato a la presidencia municipal de San Andrés Cholula y en donde Leo Paisano ya había doblado las manos aceptando la imposición.

A pesar del daño causado a la imagen de Sergio Moreno Valle, aún no encuentro el motivo del daño causado, ni el mensaje, ni la presumible traición, quizás indagando un poco podría entender el sentido de dicha filtración, porque dicho sea de paso, los que traicionan una traicionan dos veces y en esto de las fotografías, la mayoría resultaron ser las viudas de “El Cachetes”

¿O no lo cree usted?

DEJA UNA RESPUESTA