Beneficios de un buen sexo

La salud es algo que nos preocupa y ocupa a todos, algunos cuidando su alimentación, tiempo para practicar algún deporte, realizarse estudios de gabinete o valoraciones medicas entre otros. También realizamos una diversidad de cosas; alimentos, brebajes, gotas jugos, tónicos, con tal de disminuir los síntomas que padecemos por estrés, colesterol, migraña, sobre peso, gripe, entre otros. Podríamos enumerar un sinnúmero de conductas o remedios para mejorar o preservar nuestra salud. Sin embargo, entre todos los pendientes que podemos tener, hoy toca que hablemos de los beneficios de las relaciones sexuales coitales y que la generalidad llama como “tener sexo”.

Sin embargo, cuando se tiene sexo, lo que en verdad estamos teniendo es una relación sexual coital. La palabra sexo significa el conjunto de características biológicas que nos diferencian entre hembras y machos (hombres y mujeres).

Así que, cuando tenemos una relación sexual coital y si además se logra tener uno o más orgasmos, su efecto será notorio, en virtud de que; nos sentimos relajados, emocionados, nos cambia el humor, sonreímos y dormimos. Cuando se tiene una relación sexual coital, nuestro cuerpo produce un aumento en algunas hormonas y disminuyen otras, como el cortisol que es conocida como la hormona del estrés y por lo tanto se ha demostrado que una buena relación sexual coital es un buen mecanismo natural para disminuir nuestro estrés.

También quemamos calorías con las relaciones coitales, es un buen ejercicio físico donde se involucran todos nuestros músculos, permitiendo su flexibilidad y fortalecimiento. Recuerden que un musculo que no se usa se atrofia.

En cuanto a la musculatura femenina  se mantiene fortalecida y lubricadas las paredes vaginales, evitando que se atrofien y para esto existen los ejercicios de Kegel, los cuales se utilizan para fortalecer los músculos pélvicos, cuyos beneficios, entre otros son para el tratamiento de la incontinencia urinaria (perdida involuntaria  de la orina, al toser, estornudar, reír entre otros).

A nivel cardiovascular aumentamos, las relaciones sexuales coitales se utilizan para la oxigenación que llega a las partes más distales del cuerpo, mejorando el funcionamiento de varios órganos y activa la circulación sanguínea, disminuyendo la presión arterial. Para quienes padecen de presión arterial alta, se debe tener presente no olvidar tomar el medicamento recetado por el médico, pero un beneficio de autocuidado es la de tener relaciones sexuales coitales placenteras.

Durante el proceso de la relación sexual coital, se libera la hormona de la testosterona (hormona del deseo) por la fase de excitación de la respuesta sexual humana la cual brinda protección a nuestro musculo cardiaco y es la encargada del impulso sexual (deseo, la libido), así como también tiene un efecto vaso dilatador coronario y periférico  protegiendo a nuestro musculo cardiaco.

Si sufrimos de resfriado, cuerpo cortado y esa molesta congestión nasal, tener una relación sexual coital tiene efectos antihistamínicos aliviando temporalmente estos molestos síntomas. En virtud de que también hay efecto analgésico.

Una relación sexual coital puede contribuir con el fortalecimiento del sistema inmunitario y ayudar al cuerpo a prevenir los resfriados, entre otros padecimientos. Puede contribuir en la disminución de los dolores de cabeza, dolores menstruales o  premenstruales. El efecto analgésico es gracias a que liberamos endorfina (hormona felicidad) y ésta ayuda a aliviar el dolor, además  del bienestar físico generalizado y relajación, disminución del estrés  y seguramente si padece insomnio dormirá como un bebe, por eso si su pareja se duerme después del coito no se enoje al contrario quiere decir que la tarea se realizó correctamente. Pero si usted considera que estuvo malhecha  repítala hasta que este satisfecho(a).

También las relaciones sexuales coitales contribuyen en la pérdida de peso. El llamado intercurso sexual (intercourse, relación sexual) es una buena opción, sin embargo su efectividad tiene que ver con la frecuencia, la intensidad o duración. Se queman aproximadamente 100 calorías, durante 25 a 30 minutos del encuentro, iniciando desde el preámbulo, las caricias, besos, abrazos. Entre más tiempo dure el encuentro, será mejor.

También el mantener relaciones sexuales coitales, puede contribuir a reducir los niveles de colesterol. En el caso del varón, puede prevenir el cáncer de próstata, puesto que las eyaculaciones ayudan  a mantenerla saludable, ayudando a disminuir el crecimiento prostático (que ocurren en la mayoría de los hombres al paso de los años), razón por la cual es recomendable checarse la próstata anualmente después de cumplir 40 años de vida.

En cuanto a los beneficios que aporta la relación sexual coital en las mujeres, es la hidratación de la piel, en virtud de que durante el orgasmo femenino aumenta la oxigenación de los tejidos y estimula la circulación sanguínea, disminuyendo la celulitis.

También sucede, que al mantener relaciones sexuales coitales, se fortalecen los vínculos en donde la producción de oxitocina (hormona del apego, amor) ayuda a sentir confort, placer, bienestar; fortaleciendo los vínculos con la pareja.

Por todas las razones anteriores y por otras más, mi recomendación como terapeuta sexual y de pareja, es la de propiciar las relaciones sexuales coitales placenteras, en beneficio de nuestra salud y de mejorar los vínculos afectivos de pareja.

Así que, siendo adultos responsables de nuestra sexualidad, debemos explorar, tocar, jugar, aprender y divertirse, no importando que no sea día viernes, cualquier día de la semana es propicio para ese encuentro que en ocasiones se posterga por cualquier banalidad. Así que… Hoy Toca.