Sergio Moreno “El Primazo” del Presidenciable

0
961

La política poblana, luchona y llena de bendiciones no dejaba que me pusiera de pie y seguía hurgando en la parte baja de mi ombligo.

-Tengo que irme muñeca, “El Primazo” me invitó a su informe legislativo –le decía agitadamente-

-¿A qué vas a ese lugar, seguro apesta a vacas? –me preguntó mientras se sacudía la nariz

-La política es así. Si no me ve se sentirá ofendido.

-¿Ofenderse? Tú no eres político, ellos necesitan de ti, como yo ahora.

Como pude me la quité de encima, no sin antes hacerle el amor nuevamente.

–Báñate y nos vemos por la noche. –le dije-

Me puse una camisa de lino y unos pantalones de mezclilla, tomé mi helicóptero y me dirigí hacia San Andrés Cholula.

Al llegar sentí una mano suave en mi cuello.

Era fruta azul, la cuñada de “lalito”.

-Tonny, mi amor. –me dijo melosamente-

El beso fue de antología.

Caminé y me encontré con unos amigos metidos a la política y que tienen jugosos negocios con “El Primazo”; sus planes para el futuro son luminosos, sobre todo si logran hacerse realidad los planes de conquistar la región, al estilo de Pinky y Cerebro.

Busqué mi lugar y preferí no tomarlo, mi asiento estaba entre Jesús Giles y el Dip. Aguilar Chedraui.

Y es que como diría Boggie “El aceitoso”: Puedo admitir que existan, pero que no me hablen ni me miren.

Le pregunté a una edecán que andaba por ahí y que trabajaba de noche en “El Alex”, si no tenía otro lugarcito y le di un billetito de 100 dólares.

La mujer me llevó a otro lugar y me hizo lo que mejor sabe hacer.

El informe estaba empezando.

Las porras de los acarreados de Domingo Arenas eran lo mejor.

-“Se ve, se siente, Sergio Presidente”

-“Sergio, Bombón, te quiero en mi colchón” gritaba un tal Paisano.

Huepa y su empleado “El Cacaro” Ibáñez no se querían quedar atrás y entonaban: “Con Sergio en el congreso seguro hay Progreso”

La creatividad de las porras y la boca de la edecán me tenían en shock.

“El Primazo” no paraba de hablar: “43 Puntos de Acuerdo, 20 iniciativas de Decreto y la iniciativa de creación de la Ley Inmobiliaria…”

Antes de que finalizará el choro mareador me hice notar ante los ojos del anfitrión.

Un gesto a lo lejos fue la muestra de su gratitud.

Al finalizar el evento, “El Primazo” me buscó.

-Mi Tonny.

-Mi Serch.

Y el inevitable abrazo de caguamo nos fundió.

De manera discreta me susurró.

-Necesito un trabajito, eliminar a algunos amigos.

-¿Amigos tuyos?

-Claro. Esto es como en la mafia. Todos somos amigos de todos, así me lo enseñó mi primo.

-¿Quiénes son? le pregunté-

-En estos momentos me tomaré la foto del recuerdo con ellos.

Lo que vi fue algo sensacional.

Feliz me despedí del “Primazo”

-Quédate a los mixiotes, están del uno- me dijo-

-Mejor mándame un itacate para 3 con esa edecán hoy por la noche.

-Por supuesto mi Tonny.

Abordé mi helicóptero, ahí me esperaba fruta azul vestida como Eva y esperando que mordiera la manzana del pecado.

 

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny
Periodismo ficción

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here