#2historias ¿El Ica…qué y la Palo-Mares? & Cambios en la familia de Tony Gallo

Leí en un periódico de Puebla que una mujer que no tiene licenciatura dirigirá el desprestigiado ICADEP.

¿Qué coños es eso? Pensé.

Intrigado decidí marcarle a un periodista de la vieja guardia.

De esos que no saben nada pero fingen saberlo todo.

El tipo había pasado por todas las redacciones y en su record figuraba la fundación de 5 diarios poblanos (hoy todos fuera de circulación)

El viejo periodista me invitó a comer.

Fuimos a un lugar  de medio pelo, en donde venden comida de medio pelo, dan alcohol de medio pelo y las chicas son de medio pelo…

Está de más decirles que el periodista tenía medio pelo.

Cuando el periodista me pidió le invitará una línea, con gusto le ofrecí una línea de medio pelo.

Pedimos un whisky y me explica: “Se trata de algo muy sencillo, querido Tonny, en teoría esa madre del ICADEP debe formar ideológica y políticamente a los miembros del partidazo, pero eso es una mamada, la única ideología que hoy en día tienen los políticos es la del agandalle ”

Bebí de un trago mi whisky.

Sonreí un poco.

-El Dr. Tlacoyos tiene una maestría en Europa y fue protagonista de uno de los capítulos más negros del periodismo en Puebla y hoy quiere hablar de lo correcto,  si ahora ataca a La Mich es por encargo o por qué quiere le llene su buche. –me dijo el viejo periodista con ese tufo a whisky barato que siempre lo acompaña-

Un mensaje llegó a mi celular.

Era la congresista Palo-Mares.

“Tonny, papito, quiero verte estaré esperándote en tu casa en una hora. Besos”

Mi interlocutor preguntó ¿quién era?

Le respondí: PALO-MARES

El viejo periodista tomó su quijada y sonrió.

Esa mujer es el vivo ejemplo de que en el partidazo jalan más un par de tetas que un par de bueyes –me dijo-

Ambos nos carcajeamos

-¿Por qué? pregunté, cuéntame su historia.

Si pero si me invitas otro whisky y otra línea, pero de la buena.

Pedí otra botella y saqué mi talquera personal.

Ambos sacamos nuestra American Express y nos dimos gusto.

El viejo periodista comenzó su historia.

-“La Congresista Palo-Mares en el nombre llega la fama, sus excelentes calificaciones no son producto de la excelencia académica y esto te lo puede confirmar el “Demonio” Hernández, el que fuera lame botas de “La Güera” en la Universidad, su fama de buena moza fue tal que un día le pidieron al “Demonio” Hernández la llevará a una fiestecita en donde estaría la crema y nata de la polaca poblana”

Sin pudor y sin rubor la mujer asistió.

“El precioso” –dicen- se la comió con la mirada.

El resto, imagínalo, Tonny.

Me quede azorado.

Imaginé a la Palo-Mares, al precioso y fui al baño a vomitar todo lo que había consumido.

Y pensé: ¡¡Qué asquerosidad es todo esto!!

 

 Cambios en la familia de Tony Gallo

Luego de un par de meses de que Tony Gallo asumiera el poder;

Se ha llegado a la conclusión de que los cambios en la familia son necesarios.

Y es que hay personajes que definitivamente no están funcionando.

Unos creen que hay dos jefes y otros se han echado a la hamaca.

Aunque hay otros que han traicionado y vendido toda la información habida y por haber y que extrañamente están en el ánimo del Don.

Yo he optado por manejar un bajo perfil y navegar por aguas profundas.

En la mañana me rascó los huevos, por la tarde la panza y en las noches los pies.

La mujer de un empresario me llamó.

-¿cómo estás?

-Hola, hola. ¿Qué milagro? –le dije-

La charla duró medio minuto. La mujer  me pidió que lo viera en un cafecito de Plaza San Ángel.

-Tuve que bañarme –no lo había hecho en tres días- y uno no sabe si se pueda ofrecer.

En el camino vi a los mismos bueyes de siempre acompañando (o tratando de ligarse) a las mismas vacas de siempre.

Llegué al lugar.

Una minifalda corta y ajustada dejaba ver el excelente trasero de la dama.

-Esa mujer está mal atendida –pensé-

Un beso fue nuestro saludo.

Disimuladamente me agarró el paquete.

Luego me dijo muy seria: movimientos en el cielo

No entendí nada.

-¿Es una nueva canción? –dije-

Me explicó: ¡¡No!!

El Don piensa en mover a gente del gabinete.

Te daré dos pistas.

La primera tiene como esposo a un tal MR

Y el segundo es Oaxaqueño y le encanta el mezcal.

La agarre de su frondosa cadera y le dije.

-Ok, muñeca. ¿Y quién llega?

-Igual y a la primera la sustituya un tal MR y al Oaxaco también un MR.

-¿Y cómo lo sabes? –inquirí-

– Si un hombre es mi amante, lo natural es que me diga lo que piensa –dijo coquetamente-

Esta mujer sabe demasiado –medité-  y me despedí dándole una buena mamaseada.

 

Mi cuenta en tuiter: @soprano_tonny
Periodismo Ficción