Cuando tu entorno no quiere que triunfes

0
365

No es tu trabajo manejar los sentimientos de los escépticos, pero es importante que manejes cómo navegar la situación. Como el oprimido, esta es tu oportunidad de continuar y mostrarles lo que está hecho.

1. Ignora las vibraciones negativas

No importa lo que hagas, habrá alguien que no apruebe tus acciones. No dejes que los pensamientos negativos lleguen a ti. Cree en ti mismo.

2. Mantén a tus “enemigos” cerca

No ignores a tus colegas que guardan rencor en tu contra. No te aísles. El aislamiento establece un ambiente de “tú contra ellos”. Sé cordial. Di “hola”. Sé profesional, siempre.

3. Recuerda lo que es la injusticia o los celos

Es importante que tomes un momento para recordar ocasiones en las que experimentaste los celos o la injusticia. Aprovechar la oportunidad de empatía y compromete tu inteligencia emocional para navegar las relaciones con tus colegas. Te ayudará a recordar que estos “enemigos” son humanos como tú y no enemigos mortales.

4. Permanece conectado con tu círculo personal

Trabajar con personas que no les gusta es un reto. Para mantener la perspectiva, mantente conectado con personas fuera del trabajo como amigos y miembros de la familia. Estas personas en su vida pueden ayudarte a centrarte en lo que es importante y permanecer positivo.

5. No trabaje más difícilmente o más largo

Obtuviste tu nuevo trabajo por lo que eres y lo que has logrado. No comiences con una mentalidad de “voy a enseñarles” y empezar a trabajar más o más horas. Te quemarás rápidamente.

6. No te concentres en probar que los “enemigos” están equivocados

Una reacción común es probar que los “enemigos” se equivocan. No lo hagas. Centrar tu tiempo y energía en probar a otros lo equivocados que están te quita el enfoque en tu trabajo y el tiempo y la energía que necesitas dedicar a lograr los objetivos en tu nuevo papel. No corras el riesgo de perder la energía y el enfoque.

7. No te conviertas en un dictador

Cuando la gente no le gusta estar en una posición particular, lo último que quieren es ser ordenados para ti. No les digas qué hacer. Ayúdalos a llegar por su cuenta.

Por ejemplo, en lugar de decir a un colega el curso de acción para asumir un proyecto, pídale que comparta algunas maneras de abordar la meta que ambos podáis discutir. No quites la autonomía de las personas. Como líder, esta es tu oportunidad para empoderar a otros y ser visto como un compañero de equipo, no un dictador. Esta es tu oportunidad para fortalecer las relaciones, no causar resentimiento.

 

 

 

 

 

 

 

Forbes.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here