Armenta, a un paso de MORENA

0
636

Aunque en su reciente reunión con columnistas el dirigente estatal del PRI, Jorge Estefan Chidiac, lo incluyó en la lista de los 11 supuestos aspirantes del tricolor a Casa Puebla, lo cierto es que el diputado federal Alejandro Armenta Mier tiene un pie –y la mitad del otro- fuera de su partido.

A diferencia de otros priístas como Javier López Zavala o Alberto Jiménez Merino, quienes han blofeado con la idea de abandonar las filas del PRI para echarse a los brazos de MORENA –en un abierto pero ineficaz chantaje a la fuerza política que les ha dado todo: poder, riqueza, impunidad y un largo etcétera-, Armenta es el único que sí ha trabajado con seriedad su incorporación al partido de Andrés Manuel López Obrador.

Hace unos días, el diputado federal y ex dirigente estatal del Revolucionario Institucional se reunió en la Ciudad de México con la influyente secretaria general del Movimiento de Regeneración Nacional, Yeidckol Polevnsky, para informarle de la creación de ese  amorfo y variopinto ente denominado “Frente Amplio Puebla Nos Une”.

Pero sobre todo para avanzar en los detalles de su incorporación a MORENA, a cuya bancada en San Lázaro se sumaría incluso tras concretar su anunciada renuncia al CEN del PRI, que sigue sin verlo ni escucharlo, al más puro estilo salinista.

Según los enterados, Alejandro Armenta estaría negociando con MORENA aparecer en la boleta en 2018 ya sea como candidato al Senado o, si hay condiciones –y los números en las encuestas lo respaldan-, a la presidencia municipal de Puebla.

Pese a su pasado marinista y a sus conocidos defectos de  carácter, Armenta está siendo considerado por los operadores de López Obrador no sólo como una carta fuerte para la elección del año próximo, sino también como una pieza importante para terminar de fracturar al PRI, apropiándose además de estructuras que hoy MORENA no tiene pero que le permitirán dar la pelea al PAN, el partido en el poder en Puebla.

Por eso, a nadie deben extrañar declaraciones como las que el pasado miércoles, en el marco del informe del delegado del IMSS, Enrique Doger, hizo Alejandro Armenta, quien abiertamente se burló de su (todavía) dirigente estatal, Jorge Estefan, por haber asegurado –en esa reunión con columnistas- que la senadora Blanca Alcalá sigue siendo el perfil “mejor posicionado” de cara a la carrera por la gubernatura en 2018.

“Seguro (a Estefan Chidiac) le ganó el corazón”, dijo, socarrón, quien en 2016 –no debe olvidarse- fue el coordinador de la fracasada campaña de Alcalá, a quien ahora (pero seguramente también el año pasado) ve sin lo que se requiere para llegar a Casa Puebla.

“Es bueno estar bien posicionado pero no basta. Si el PRI quiere ganar necesita candidatos altamente competitivos, aquí tienen a uno y en el auditorio está el doctor Enrique Doger”, remató Armenta, quien está a un paso de irse a MORENA; sólo espera el mejor momento para hacerlo.

Y es que se siente ofendido, minimizado y mal pagado por el PRI, y no se tentará el corazón para pagarle con la misma moneda.

gar_pro@hotmail.com

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here