Mi historia con Enrique “uñas”

Quique “uñas” lloraba como nena.

Y es que aún no lograba recuperarse de la vergüenza de haberse embriagado en La Casa del Cerro junto con sus cómplices, Nando Mal-donado y Lety Chupa-Torres. Los tres conductores del programa: “Destilando la Noticia.”

Mira Tonny este es el mensaje que recibí de los ‘Preciosos’.

“Mira, pinche uñas, para cabrones nosotros los preciosos. ¿Quieres dormir mañana entre los peces? Si sigues diciendo que Tony es terrenal te vamos a mandar al Dinosaurio Soto o de a perdida a Chumi, el yerno de la finita, para que te ajusten el hocico. Tienes hasta mañana para retractarte”

-Y es necesario que llores y moquees mientras me cuentas tus problemas –le increpé-

-No Tonny, pero tengo miedo, tengo miedo de acabar en una fosa cerca de Perote.

Le iba a responder en un italo-americano perfecto: Eres un maricón.

Pero “uñas” volvió a deshacerse en llanto

Lety Chupa Torres iba con él.

La mujer sólo lo veía con pena.

Les pedí que aguardaran un momento que iría a hacer unas diligencias.

Pero mejor me fui a tomar una cerveza a un barcito de Sonata.

Ya ahí, una mesera me ofreció de todo y todo es todo.

Una señora de escasos treinta cuatro años me miraba extasiada.

Alzó su copa y me sonrió.

-“Esta nena quiere guerra” -pensé muy resignado-

La miré como quien mira zorritas en el Upss.

Ella mordió sus labios y dejo caer discretamente su cartera.

Al alzarla le mire sus generosas bubies y recordé una amante azul que tuve hace unos meses.

Sin duda mi miembro también lo recordó.

Decidí lanzarme a fondo.

-Hola –le dije-

-Hola  Tonny Soprano–respondió-

-¿Nos conocemos? –contesté desconcertado-

-En este pueblo todo mundo te conoce, todos hablan de ti, los políticos te respetan y las mujeres te desean… Mi esposo todos los días te lee en Facebook.

Mis ganas de poseerla se vinieron abajo.

-La esposa de un político –que hueva, otra mujer mal atendida, me dije-

Yo me alejé sonriendo y prometiéndole con la mirada que le quitaría muy pronto su amargura sexual.

Ella se frotó los muslos pensando en mí.
Regresé a mi casa y lo que encontré fue verdaderamente patético.

Enrique Uñas, Mal-donado y Chupa Torres estaban vaciando mi bar y acabando con mi Jabugo.

Los tres gritaban: “Tonny es terrenal”

Me tiré en mi sillón y pensé: Odio que otros se queden con toda la diversión.
Chupa Torres se mordió los labios y me lanzó un guiño.

“Un mano a mano no estaría mal” pensé…

 

 

Periodismo ficción
Mi cuenta en twittter: @soprano_tonny

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here