Manzanilla, posible secretario de Gobierno de Tony Gali

0
297
Fotografía: OEM

El nombre de Fernando Manzanilla Prieto está siendo barajado en el círculo cercano del gobernador electo, Antonio Gali Fayad, para que probablemente ocupe la titularidad de la Secretaría General de Gobierno (SGG) y pueda imprimir a la siguiente administración un toque de apertura democrática, de tolerancia y de dialogo.

Aunque lo que principalmente se buscaría es que juegue el papel de ser un enlace entre el gobierno saliente de Rafael Moreno Valle Rosas y la próxima administración de Gali Fayad.

Se dice que es posibilidad es consecuencia de que entre Fernando Manzanilla Prieto y Rafael Moreno Valle Rosas habrían ya limado asperezas, luego de que entre ambos surgiera un fuerte conflicto que se prolongó durante la segunda parte del sexenio que está por concluir. Esa supuesta reconciliación no es total, no implica que el primero de ellos volverá a ser el orquestador del grupo político morenovallista, tal como lo fue entre los años 2010 y 2013, pero si abre la posibilidad de que exista comunicación y conciliación entre ambos personajes.

Manzanilla era el brazo derecho, el hombre de más confianza y cercanía con Rafael Moreno Valle Rosas, desde que éste, en el periodo de Melquiades Morales Flores, empezó a hacer política en Puebla.

Sin embargo, al arranque del sexenio surgieron las diferencias como consecuencia de que Fernando Manzanilla reclamó al gobernador su falta de compromiso a todas las promesas de combate a la corrupción, de apertura democrática, de transparencia de la administración pública y construcción de un proyecto de desarrollo social que ofreció en la campaña electoral de 2010.

Quien fuera el primer titular de la SGG en el actual gobierno, ha sido el único personaje que siendo del grupo morenovallista ha roto públicamente con el titular del Poder Ejecutivo. Ese distanciamiento provocó que Moreno Valle desplegara un bloqueo contra su ex colaborador, quien además es su cuñado y en alguna ocasión fue visto como el más leal y eficaz.

La normatividad para regular las candidaturas independientes en Puebla que aprobó el Congreso local –en el año 2015– se le impuso una serie de candados excesivos, abusivos, porque existía el temor de Moreno Valle de que Manzanilla buscara postularse como candidato sin partido para la renovación de la gubernatura.

Se le veía con mucho miedo porque podía ser alguien que podía agrupar a todas las fuerzas políticas que en 2010 colaboraron para llevar al poder a Moreno Valle, y al final fueron olvidadas por el gobernador una vez que estuvo instalado en Casa Puebla.

Otro bloqueo consistió en que Antonio Gali quiso incorporarlo a su equipo con el que contendió por la gubernatura –en este año– y siempre hubo una prohibición tajante de Casa Puebla de que a Fernando Manzanilla se le viera cerca del proyecto político de sucesión del morenovallismo.

Ahora se dice que habría surgido la reconciliación entre Manzanilla y Moreno Valle, razón por la cual el primero ya pudo colaborar en la redacción del Plan Estatal de Desarrollo del próximo gobierno. Y por ende se acabó el bloqueo en su contra.

Fuente: La Jornada de Oriente.

DEJA UNA RESPUESTA