Una carrera entre un Lamborghini y un Porsche termina con un chófer de Uber muerto

0
205
Fotografía: Car and driver the f1.

Dicho accidente tuvo lugar en Delray Beach, Florida (Estados Unidos), cobrando la vida de un hombre inocente de 82 años de edad llamado Gerald Smith, un trabajador de Uber.
Smith manejaba tranquilamente cuando los dos superdeportivos lo embistieron a toda velocidad.

Según apuntan distintos testigos y según recoge también el informe policial, Roger Wittenberns de 60 años y su compañera sentimental, Patty Ann McQuiggin de 61 años, venían de tomar unas copas conduciendo él su Lamborghini Murcielago amarillo y ella su Porsche 911 Cabrio de última generación e idéntico color.

Al parecer, la pareja entró en un absurdo ‘pique’ y terminaron midiendo la velocidad de sus deportivos en las calles de la ciudad. En su irresponsable carrera, ambos se saltaron un stop y la tragedia quiso que J. Gerald Smith, chófer de Uber a sus 82 años de edad apareciera se cruzara en su camino al volante de su Buick Enclave. El impacto fue inevitable y lo suficientemente grave como para expulsar Wittenberns del Lamborghini y dejar Smith en un estado crítico. En anciano falleció poco después en el hospital de la localidad donde también quedó ingesado el conductor del Murcielago. En cambio, su novia dejó aparcado el 911, cuyos daños eran menores, en el parking de un restaurante y se dio a la fuga.

La policía detuvo a la mujer al día siguiente, tras tomar declaración a Wittenberns en el hospital. Desde su cama, él les confesó que habían estado bebiendo antes de salir a ‘pasear’ con sus coches por lo que la resolución del caso parece inminente. De todos modos, los agentes tomaron declaración a Patty Ann McQuiggin horas después y también a diferentes testigos por lo que la investigación aún continúa abierta. La pareja podría ser condenada a una buena temporada en prisión.

Fuente:Car and drive.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA