Colin Powell llama a Donald Trump una “deshonra nacional” y un “paria internacional”

0
154

Colin Powell, que fue secretario de Estado del republicano George W. Bush, llamó en junio a Donald Trump, el candidato republicano a la Casa Blanca, una “deshonra nacional” y un “paria internacional”, según una filtración de sus correos electrónicos privados.

BuzzFeed News tuvo acceso el martes a los correos de Powell, un general de cuatro estrellas retirado que sirvió en tres gobiernos republicanos, tras filtrarlos la organización DC Leaks. Expertos en seguridad han conectado DC Leaks con los piratas informáticos rusos que se sospecha robaron en julio información del Comité Nacional Demócrata, que publicó la organización WikiLeaks, para tratar de influir en las elecciones presidenciales de noviembre a favor de Trump.

Colin Powell, que fue secretario de Estado del republicano George W. Bush, llamó en junio a Donald Trump, el candidato republicano a la Casa Blanca, una “deshonra nacional” y un “paria internacional”, según una filtración de sus correos electrónicos privados.

BuzzFeed News tuvo acceso el martes a los correos de Powell, un general de cuatro estrellas retirado que sirvió en tres gobiernos republicanos, tras filtrarlos la organización DC Leaks. Expertos en seguridad han conectado DC Leaks con los piratas informáticos rusos que se sospecha robaron en julio información del Comité Nacional Demócrata, que publicó la organización WikiLeaks, para tratar de influir en las elecciones presidenciales de noviembre a favor de Trump.

Consultado por BuzzFeed, Powell no negó la autenticidad de los correos. Un portavoz suyo dijo a la cadena ABC que son “certeros”. EL PAÍS no pudo acceder a los documentos ni verificar su autenticidad.

Powell, que en el pasado apoyó la candidatura del demócrata Barack Obama, hizo sus reproches a Trump el pasado 17 de junio en un email a una periodista que antes había sido asesora suya. Entonces, Trump ya había logrado los delegados necesarios para hacerse con la nominación republicana a la Casa Blanca, algo que conseguiría oficialmente en la convención del partido a finales de julio.

En el correo, Powell sostiene que Trump “está en el proceso de destrozarse a sí mismo”. Y añade: “Ninguna necesidad para los demócratas de atacarle. Paul Ryan [el congresista republicano que preside la Cámara de Representantes] está calibrando de nuevo su posición”.

Trump, que ha rebajado en los últimos días su desventaja en las encuestas respecto a su rival, la demócrata Hillary Clinton, ha abierto una brecha en el Partido Republicano por su actitud burlona, su discurso incendiario contra los inmigrantes y por romper con algunos de los principales dogmas del partido en política exterior, como su defensa de una política aislacionista, su cuestionamiento de los compromisos de la OTAN o sus elogios al presidente ruso, Vladímir Putin.

En otro correo, del 21 de agosto, Powell, que es negro, critica que Trump apoyara en 2011 la campaña “racista” que sostenía que Obama no había nacido en EE UU.

En diciembre de 2015, en un email a otro periodista, Powell manifiesta su aversión a hablar en público sobre Trump, algo que las filtraciones han torpedeado, y critica la cobertura periodística de la campaña del magnate inmobiliario. “Estáis jugando su juego, sois su oxígeno”, esgrime el militar retirado.

Críticas a Clinton por el correo privado

En otro intercambio de correos electrónicos filtrados, Powell arremete contra Clinton por tratar de usarlo como chivo expiatorio en el caso de la cuenta de email privada que usaba la candidata demócrata en su etapa de secretaria de Estado. Powell también usó un correo privado como jefe de la diplomacia estadounidense pero, a diferencia de Clinton, era un correo comercial no vinculado a un servidor personal y esgrime que usaba un ordenador especial para consultar información clasificada.

“Triste cosa. HRC [el acrónimo de las iniciales de Clinton] podría haber matado esto hace dos años simplemente diciéndole honestamente a todo el mundo lo que había hecho y no vincularlo conmigo”, escribió el pasado 28 de agosto en un correo obtenido por la publicación The Intercept.

Los documentos filtrados revelan que Clinton pidió asesoramiento a Powell sobre el uso del correo en una cena en junio de 2009 en casa de la ex secretaria de Estado demócrata Madeleine Albright. El antiguo general asegura que le dio “una guía escrita sobre por qué y cómo [él] lo había hecho”.

La frustración de Powell con Clinton es evidente en otro correo, del pasado febrero y obtenido por la publicación Politico, en que el ex secretario de Estado escribe: “No le dije a Clinton de tener un servidor privado en casa, conectado con la Fundación Clinton, [tener] dos contratistas, quitar 60.000 emails, tener su propio dominio”.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA